La nueva revolución galáctica de Florentino Pérez para el Real Madrid

stop

El presidente blanco activa su nuevo plan tras ganar la Champions de 2016

Zidane interviene para frenar una salida inesperada del Real Madrid | EFE

08 de septiembre de 2016 (10:48 CET)

Menos dinero para fichar y mejoras salariales para los cracks. Florentino Pérez ha cambiado de estrategia. Convencido como está de que tiene la mejor plantilla del mundo tras ganar la Champions de 2016, el presidente del Real Madrid sólo ha invertido 30 millones de euros en verano para repescar a Morata, pero prepara el talonario para mejorar las fichas de los jugadores más carismáticos del equipo de Zidane.

Cristiano Ronaldo será, probablemente, el primero en renovar su contrato hasta 2021 a cambio de una mejora salarial. El astro portugués, que cobra 17 millones de euros netos por temporada, percibirá 20 millones más variables por títulos y rendimiento.

El segundo reto de Florentino consiste en sellar la continuidad de Gareth Bale, cuyo contrato vence en 2019. Las dos partes quieren prorrogar su vinculación, pero las diferencias económicas son importantes. Enormes. Casi insalvables. El futbolista, que ha sido tentado con una oferta de 20 millones de euros netos anuales por el Manchester United, pide 17, pero el presidente sólo le ofrece 10. Actualmente gana seis millones de euros netos.

El máximo dirigente del Real Madrid prioriza las renovaciones de sus estrellas, pero también trabaja para prorrogar el contrato de dos futbolistas muy importantes para Zinedine Zidane: Luka Modric y Toni Kroos.

Modric, para muchos el futbolista clave para que el Madrid funcione, tiene contrato hasta 2018 y mantiene un gran cartel en la Premier. Florentino avala personalmente la continuidad del croata, que pide unos 10 millones de euros netos por temporada. También quiere más dinero Toni Kroos, pretendido por el Manchester City de Pep Guardiola. El alemán tiene contrato hasta junio de 2020.

Florentino asume que la masa salarial del Madrid crecerá en los próximos meses. "Pasará lo mismo que en el Barça. Florentino no quiere perder a las estrellas del equipo y deberá pagar el oro y el moro por ellas", asume una fuente interna del club blanco. Ahora, el presidente de ACS  prefiere en conservar su tesoro que invertir en nuevos valores.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad