La nueva locura de Florentino Pérez para sustituir a James Rodríguez en el Real Madrid

stop

El presidente tiene la estrategia para hacerse con un crack internacional contrastado

Florentino Pérez toma una decisión definitiva con James Rodríguez | EFE

18 de enero de 2017 (12:15 CET)

James Rodríguez está más fuera que dentro. No es muy del agrado de Zinedine Zidane y los escasos minutos disputados esta temporada así lo demuestran.

Aunque le prometa minutos y protagonismo, es solo una estrategia para subir su caché y sacar el máximo dinero por su traspaso en verano.

Peinando el mercado

El club está trabajando en la incorporación de un media punta antes de traspasarlo a otro club. No sirve cualquiera. Debe ser un jugador contrastado, un melón abierto. No un joven que cree ser mejor que el resto y sólo piensa en tener el máximo de minutos posible sin pensar en el equipo.

En medio de la búsqueda, la respuesta ha llegado por sí sola desde Alemania. En el Bayern de Múnich hay un jugador que desea cambiar de aires y no esconde sus deseos de salir del vigente campeón de la Bundesliga.

El objetivo

Thomas Müller siempre ha estado en la agenda del Real Madrid, pero como una opción remota. Su protagonismo en el conjunto bávaro ha truncado cualquier intención de contratar al internacional.

Por un lado el Madrid sabía la respuesta, y por otro no querían problemas con un club con el que siempre ha habido muy buenas relaciones institucionales. Prueba reciente fue la contratación de Toni Kroos.

Pero las cosas han cambiado. El futbolista ya no es tan imprescindible en el conjunto de Carlo Ancelotti. A sus 27 años sus apariciones han venido a menos. Los 32 goles anotados la pasada temporada en 49 partidos no son suficientes para el técnico italiano.

Es cierto que su rendimiento ha bajado. Una situación que le ha llevado a acaparar gran parte de las críticas. El alemán ha sumado un solo gol en los 13 partidos en que ha participado esta temporada y la prensa le ha señalado como uno de los culpables de los pobres resultados del conjunto germano.

Descontento

Al jugador no le ha gustado nada que le señalen. Menos aún si no tiene una participación activa en el equipo. "La gente está haciendo un problema de todo esto. Hay que mirarnos como equipo y no siempre señalar a los jugadores de forma individual", declaró Müller.

Además, el futbolista opina que todavía tiene años de fútbol por delante. No está dispuesto a asumir el papel de suplente de lujo en Múnich.

Florentino Pérez, atento como siempre, vio en Thomas una buena opción y señaló en rojo el nombre del jugador. Ahora estudia la forma de hacerse con sus servicios a un precio razonable. Oficialmente, su valor rondaría los 75 millones de euros y el presidente no contempla una operación de tal magnitud.

Con el jugador declarado en rebeldía la cosa cambia. Su precio podría ajustarse y acercarse a las posibilidades de la entidad madridista. Florentino espera el momento preciso.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad