Florentino Pérez | EFE

La negociación secreta de Florentino Pérez con el primer galáctico para el Real Madrid 2019-20 (y no es Neymar, Hazard, Mbappé, Harry Kane y compañía)

stop

El presidente mueve ficha con un crack internacional

08 de febrero de 2019 (12:17 CET)

Complicada. La continuidad de Santiago Solari en el Real Madrid está en entre dicho. Los primeros resultados cosechados por el técnico habían dado sensaciones muy optimistas. Los merengues sumaron cuatro victorias seguidas: dos en Liga contra el Valladolid (2-0) y el Celta (2-4), una en la Copa del Rey contra el Melilla (0-4) y otra en la Champions League contra el Viktoria Plzen (0-5). Cuatro choques con 15 goles a favor y solo dos en contra que hacían pensar en que se había cortado la hemorragia.

Tras aquel inicio fulgurante, desde el club ratificaron al míster hasta el 2021. Pero desde entonces la trayectoria del Madrid ha sido una montaña rusa. Con Solari en el banquillo el Madrid levantó el Mundial de Clubes y en las últimas semanas han mejorado su imagen. Pero entre medio todavía pesan, por ejemplo, la derrota contra el Éibar (3-0) o la Real Sociedad (0-2), lo que no deja a los responsables ver en Solari a un técnico para el futuro.

El futuro de Santiago Solari, en el aire

Así las cosas, Solari no seguirá si no lo gana todo. Algo que hoy por hoy se percibe como un milagro. Desde el club no lo echarán. Podría volver al Castilla o entrar a formar parte de la estructura ejecutiva del club. Los responsables no olvidan lo bueno que ha hecho por el equipo en los últimos meses. Pero las posibilidades de que siga dirigiendo al equipo son mínimas.

Por eso Florentino lleva semanas trabajando en la búsqueda del nuevo técnico para el equipo blanco. No quiere entrenadores de medio pelo. Quiere un galáctico en el banquillo. Y ya ha tanteado a algunos de ellos. Quieren saber qué intenciones tienen sus candidatos.

Mourinho, el favorito de Florentino

El que más gusta a Florentino es José Mourinho. Pero sabe que si lo mete de nuevo en el vestuario podría provocar un incendio monumental. Los pesos pesados con Sergio Ramos a la cabeza no lo quieren ni ver. Ni a él ni a un entrenador con excesiva mano dura.

Jose Mourinho| EFE

El de Camas ya lo dejó claro cuando vetó en público a Antonio Conte, justo después de que Lopetegui fuera sustituido. El italiano eraba casi hecho, pero Ramos fue claro con las intenciones del club. “El respeto de gana, no se impone”, declaró Ramos, dejando claro opinaba que Conte no era la solución y que no le respetarían solo por su cara bonita.

Allegri, en la nevera

Otro de los que gusta al presidente es Massimiliano Allegri. El italiano tiene otro perfil más calmado, con buenas dotes para manejar el vestuario sin imposiciones.

Allegri | EFE

Pero el técnico de la Juventus de Turín todavía tiene otro año de contrato y a día de hoy se hace difícil augurar si saldrá del club transalpino. Si gana la Champions League podría poner fin a su etapa en Turín, que dejaría por todo lo alto. Si no es así, muy probablemente se quede un año más y agotar una última oportunidad en la máxima competición continental.

Otro en la lista de Pérez es Mauricio Pochettino. Pero el argentino no ha sabido dar la talla con el Tottenham, con el que se ha quedado fuera de la Champions, y no creen que sea capaz de darla en Chamartín.

Joachim Löw gana enteros

Así las cosas, en los últimos días es Joachim Löw el que ha ganado enteros como candidato a suplir a Solari.

El entrenador alemán ya tocó techo con la Selección Alemana, con la que ya ganó un Mundial. Y los últimos resultados cosechados con el combinado germano dejan mucho que desear. Así las cosas, el final de su etapa en el equipo internacional podría llegar más pronto que tarde.

 

El guiño de Löw al Real Madrid

El propio Löw lo reconoció en una entrevista para la televisión alemana ZDF, en la que también mandó un guiño al Madrid. “Está claro que la mayor parte de mi tiempo como seleccionador nacional ya pasó, por tanto llegará el momento en el que uno tenga que pensar en qué hacer después. Yo, por mi parte, sigo interesado en dirigir a un club. Creo que sería en el extranjero, en Alemania no. El Real Madrid es un club interesante para todos los entrenadores”, comentó Joachim.

Un Löw cuyo perfil estaría entre la disciplina de Mou y la mano blanca de Solari. Un técnico que, además, con su palmarés infundiría respeto en el vestuario blanco.

Carta blanca para Löw en el vestuario

Este tendría carta blanca y luz verde para reconstruir el proyecto desde cero. Es decir, para pasar la escoba con los jugadores que considere que ya cumplieron su ciclo en el Madrid o que simplemente no llegan al nivel que se exige en el club más laureado del mundo.

La opción, por supuesto, no es definitiva. Muchas cosas pueden pasar de aquí al próximo verano y son muchas las conversaciones que todavía tiene que mantener Florentino. Veremos como evolucionan los contactos entre el ‘presi’ y Löw.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad