La mala leche en el vestuario del Real Madrid con James Rodríguez (y Colombia)

stop

La lesión del colombiano ha puesto al jugador en el punto de mira

James Rodríguez pone contra las cuerdas a Florentino con su última amenaza | EFE

03 de octubre de 2016 (17:22 CET)

Le persigue. La mala fortuna parece no dejar en paz a James Rodríguez. El colombiano se lesionó en el calentamiento previo al partido liguero del pasado domingo. El Real Madrid se medía al Éibar y todo apuntaba a que Zinedine Zidane iba a contar con el cafetero en su once inicial. Sin embargo, el centrocampista se topó con la mala suerte y minutos antes del inicio del partido, sufrió una lesión muscular de grado 1 en el sóleo de su pierna izquierda en el Santiago Bernabéu.  

Sin embargo, el parte médico no vio la luz hasta que el partido finalizó, por lo que todas las alarmas saltaron entre el madridismo. De hecho, James fue el blanco de muchas críticas, ya que las malas lenguas no tardaron en acribillar al colombiano. Es bien sabido que el futbolista se entrega al 100% en los compromisos de selección. Por ello, los más duros del sector merengue lo acusaron de borrarse forzadamente de los disponibles para Zizou en el encuentro ante el Éibar. Rodríguez vio el encuentro desde la recámara.  

El polémico viaje con la selección colombiana 

El técnico galo era conocedor de la lesión de su jugador y no pudo contar con él pese la dificultad para resolver el encuentro en la recta final. Isco Alarcón fue el hombre que sustituyó a James, aunque el rendimiento del malagueño no fue el esperado. El equipo estuvo más que flojo y el resultado deseado no se consiguió. Frente a todo ello, el colombiano fue uno de los señalados por esta lesión, en un principio atípica. El club madrileño no dio explicaciones detalladas de la baja de última hora de Rodríguez, por lo que los rumores y las habladurías corrieron como la pólvora. Al final se conoció la verdad. 

Además, al finalizar el encuentro, el colombiano viajó a Paraguay para reunirse al cuadro de José Pékerman. En este caso, los sectores más críticos merengues no dudaron en poner en duda la implicación de James, ya que consideraron que debía quedarse en Madrid recuperándose del daño sufrido. Sin embargo, el centrocampista no dudó en responder a la llamada de su seleccionador y dejando de lado los daños sufridos, ya se ha reunido con el resto de la expedición cafetera.  

Según ha confirmado el Real Madrid, el jugador sufre una lesión muscular de grado 1. Para este tipo de lesiones suele necesitarse una recuperación de unos ocho días. Aun así, el volante será evaluado por el cuerpo médico de su país natal y a partir de ese momento se tomará una decisión. Varios son los miembros del club madridista que han tenido que retirar sus palabras tras conocer el informe del futbolista, aunque este parte médico no hace más que aumentar las dudas que tienen ciertos miembros sobre su implicación en el cuadro de Zizou. La última palabra la tendrá James.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad