La llamada de Florentino Pérez el viernes por la mañana

stop

El presidente contacta con un viejo amigo para enderezar el rumbo del Real Madrid

Florentino Pérez hace una llamada definitiva | EFE

09 de abril de 2016 (11:28 CET)

La vida sigue igual. El Real Madrid de Zidane tiene un pie fuera de la Champions, la única competición a la que aspira, y el presidente, Florentino Pérez, sigue moviendo hilos para revolucionar el equipo 2016-17. En el campo y en el banquillo. El mandatario, de hecho, llamó al agente Jorge Mendes este viernes por la mañana, según Vozpópuli, para insistir con José Mourinho.

Florentino pidió a Mendes que convenza a un Mourinho que, a priori, no parece por la labor de regresar ahora a Concha Espina. Ni le gusta el proyecto, ni a su familia le agrada España. Todos prefieren seguir en la Premier League. En contra del técnico y a favor del presidente está la demora del Manchester United en la contratación de Mou. Tienen un preacuerdo firmado que amenaza con saltar en mil pedazos. En Old Trafford ni ven clara la apuesta de The Special One.

El vestuario y Zidane

El presidente del Madrid se aferra al cambio de planes del United para convencer a Mou. El técnico, mientras, confirma que tomará pronto una decisión entre las muchas buenas ofertas que tiene. La peor de entre las mejores es, sin duda, la del Real. Especialmente por el ambiente que hay en la capital de España. Los periodistas están divididos, tiene tantos apoyos como detractores, y en el vestuario más de uno explotaría si regresase el técnico. Tendría que hacer una limpieza a fondo, tarea complicada en un mercado que ni absorbe a los madridistas ni tiene jugadores dispuestos a fichar por el equipo merengue.

Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos y Pepe son los enemigos de Mou en el Madrid. No quieren al técnico ni en un chiste. Saben que enrarecería el ambiente. Y mientras CR7 y Pepe tienen opciones de salir, el caso de Sergio, recién renovado y con un rendimiento a la baja, es más complicado. La tensión sería inaguantable. La llamada ha llegado también a oídos de Zidane, que se ha mostrado molesto ante los movimientos de Floren, si bien asume que no estará en el banquillo en un año.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad