La llamada de Florentino Pérez con Mourinho termina con un bombazo para el Real Madrid

stop

El entrenador del United pone en alerta al presidente blanco: le crecen los enanos

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y el técnico José Mourinho

25 de abril de 2017 (19:31 CET)

La sombra de José Mourinho es alargada. Demasiado. Es el técnico que dejó una huella más grande en el vestuario del Real Madrid y sigue estando muy presente en el entorno madridista.

El luso llegó en un momento complicado. Con el FC Barcelona dominando el mundo del fútbol y un Madrid a la deriva. El míster frenó al conjunto de Pep Guardiola y sacó al Madrid de las tinieblas en las que estaba sumergido con la conquista de una Liga en 2012. La única que ha levantado el club blanco en la segunda etapa de Florentino Pérez

La herencia de Mourinho

No colmó de títulos las vitrinas (una Copa, una Liga y una Supercopa de España), pero Mou dejó poso en el Bernabéu.

Imprimió un carácter único al equipo y se partió la cara por el club en las salas de prensa. Y lo más importante, destronó al Barça de Guardiola. No obstante, donde pisó ya no crece la hierba y el club aún paga las consecuencias.

A pesar de lo negativo, desde su salida sólo Zinedine Zidane logró la misma ilusión que generó Mourinho en 2010. Ni Carlo Ancelotti, a pesar de la Décima, consiguió unir tanto a la afición.

Los resultados cosechados por el francés han ayudado en gran medida a que Zizou sea el nuevo ídolo del madridismo. Sin embargo, en los últimos días está siendo fuertemente cuestionado. Los blancos llegan con nervios al tramo decisivo. 

No todos le dan una larga vida al galo. El ex entrenador del Madrid, ahora en el Manchester United, mantiene el contacto con Florentino. 

De vez en cuando todavía charlan sobre el mercado de fichajes y las diferentes situaciones que se dan en sus respectivos clubes. Entre los temas destaca el del banquillo blanco.

Las predicciones de Mou

El portugués asegura que lo de Zizou fue suerte desde el principio y que tarde o temprano las cosas empezarán a ir mal. Tanto en resultados como en gestión de egos. La inexperiencia del entrenador es un hándicap muy importante. De momento los resultados indican que no se equivocaba: el ambiente en el vestuario corrobora su versión.

En una de las conversaciones sobre este asunto, José auguró al presidente merengue que llegará el día en que vuelvan a llamarle para volver a Chamartín. No hay que descartarlo. Alguien tendrá que poner las cosas en su sitio y domar un vestuario plagado de egos. 

Según las fuentes, Florentino se tomó a broma las palabras del ex entrenador madridista, pero cada vez cobran más fuerza en su cabeza. No tanto por las intenciones de repescarlo del United, algo que de momento no contempla, sino por la trayectoria del equipo en las últimas semanas.

Veremos si se cumplen todos los vaticinios de Mou. La realidad es que, cada día un poco más, Zidane está contra las cuerdas

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad