Cristiano Ronaldo veta un cambio de Zidane para revolucionar el Real Madrid| EFE

La lista negra de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid tiene una sorpresa bomba

stop

CR7 corta el bacalao en el Santiago Bernabéu

15 de octubre de 2017 (18:53 CET)

Poder. Eso es lo que tiene Cristiano Ronaldo dentro del Real Madrid. El crack portugués sabe que es el alma del equipo y eso aporta una serie de beneficios.

Y uno de ellos es el de decidir con quién quieres compartir vestuario y con quién no. Según parece, el luso habría vetado a una serie de jugadores durante todos estos años en el Madrid.

Ibrahimovic y Pogba: duelo de egos.

Zlatan Ibrahimovic fue uno de los sacrificados por el de Madeira. Con un ego igual o superior al del portugués, el sueco pudo ir al Madrid con Rafa Benítez en el Madrid, antes de recalar en el United de Mourinho, pero Cristiano no quiso verlo ni en pintura.

Igual ocurrió con Paul Pogba. El club blanco luchó por su fichaje estando en la Juventus de Turín, pero Ronaldo movió ficha para cerrarle la puerta del Santiago Bernabéu. Los aires de divo de Pogba no gustaban un pelo a un Ronaldo que no quería meter a un gallo muy peligroso en el gallinero. La mala relación entre CR7 y el representante del francés, Mino Raiola, tampoco ayudó.

Vidal y Lewandowski

Otro de los grandes damnificados es Robert Lewandowski. El polaco siempre ha gustado mucho en los despachos del Bernabéu, sin ir más lejos su nombre suena en las quinielas para reforzar el Real Madrid este mismo mercado de invierno. ¿El problema? La llegada de 'Lewa' significaría la despedida de Benzema, un jugador con el que ‘Cris’ se siente muy a gusto en el terreno de juego, que trabaja para Ronaldo en el campo y para el que no quiere competencia.

Otro de las víctimas del portugués es Arturo Vidal. Cada una de las veces que se han enfrentado Cristiano y el chileno, tanto con sus selecciones como en la Champions League, han saltado chispas. El carácter fuerte de Vidal genera pánico en el '7' blanco que sabe que Arturo no es de los que agachan la cabeza, ni obedecen órdenes. 

Y la sorpresa: Dani Ceballos. El ex del Betis no es de la cuerda del luso. Es más, a CR7 no le gusta la actitud del joven centrocampista. Un ego desmedido y su comportamiento por las reiteradas suplencias en el equipo no son bien vistos por el delantero que prefiere que el español se quede en el banquillo, incluso perderlo de vista. Tampoco hay feeling con Isco, ni con un Marco Asensio que cada vez se muestran más críticos con CR7.