La lista de las vergüenzas de James Rodríguez en el Real Madrid

stop

La risotada del futbolista colombiano durante la derrota en Wolfsburgo es la décima metida de pata

James Rodríguez, cazado en pleno momento de risas durante la debacle del Madrid en Wolfsburgo | 'Jugones'

08 de abril de 2016 (18:40 CET)

James Rodríguez es un gran futbolista, pero en el Real Madrid ha brillado más como metedor de patas. Y no en el terreno de juego, donde se caracteriza por meter poco la pierna y buscar más el lucimiento individual con acciones de ataque, descuidando las tareas defensivas. La última, la risotada que se marcó en Wolfsburgo, tanto en el calentamiento como en la zona mixta. James se está destapando como un auténtico rebelde, de los que no gustan a la empresa.

Más allá de esas risas que han enervado al madridismo, teniendo en cuenta el ridículo que hizo el equipo de Zidane, la lista de James es extensa. Esta última es la décima gamberrada de James. A continuación, las otras nueve:

Kevin Roldán en el cumpleaños de Cristiano: A James se le acusó de ser el que llevó al cantante colombiano Kevin Roldán a la polémica fiesta del 30 aniversario del portugués, aunque el colombiano insistió en que Roldán era sólo un conocido suyo.

Le acusan de estar gordo y salir por la noche:A la salida de un evento en diciembre, le preguntaron si estaba gordo y se señaló el abdomen. Tras el partido del Betis, respondió en zona mixta a las críticas. "Molesta que hablen de tantas cosas. Toda la gente que está cerca sabe cómo actúo. Sé cuidarme, eso jode, que duden eso de mí, que no me cuido, que estoy gordo... Eso jode mucho. Lo quiero dar todo. Lo que se dice de que salgo por la noche es todo mentira".

Persecución policial: E Año Nuevo llegó a las instalaciones del Real Madrid en Valdebebas perseguido por la policía tras ser cazado conduciendo a 200 km/h por la M-40. El incidente le costó una sanción de 10.400 euros.

Con el móvil al volante: Apenas unas semanas después del episodio del exceso de velocidad, las cámaras de Cuatro le pillaron hablando por el móvil mientras conducía. 

Mal rollo con Benítez: James no tuvo feeling en ningún momento con el anterior entrenador del Real Madrid. Al entrenador no le gustó nada que el colombiano se lesionara con su selección en septiembre. En Eibar, cuando fue sustituido, el centrocampista no saludó a Benítez y pagó su enfado con una botella de agua. Al colombiano tampoco le sentó muy bien que Benítez le sustituyera en el infausto partido de Copa en el Carranza.

Con Zidane tres cuartos de lo mismo: En el segundo partido de Zidane como entrenador del Real Madrid, frente al Sporting en el Bernabéu, el ténico francés pone a calentar a James y Jesé justo antes del descanso. Zidane se decanta por dar entrada al canario y James decide por su cuenta dejar de calentar y sentarse en el banquillo.

Rajadas con Colombia: En el parón de selecciones de noviembre, mandó un recado a Benítez: "Estoy bien. En el Madrid me entreno bien, entonces estoy para otros 90'. Arranqué duro y bueno, para que sigan hablando de que no estoy bien". En la última ventana de selecciones, en marzo, tras un buen partido suyo ante Ecuador, también aprovechó para lanzar un mensaje a Zidane: "Cuando uno juega y tiene el apoyo de todos, es más fácil".

Mensajes en Twitter: Tras no ser titular en el primer partido de Liga en El Molinión por decisión técnica al llegar con "menos preparación" por la Copa América, contestó a Benítez en la red social: "Mejor que nunca".

El polémico tuit de su madre: Tras el último clásico del Camp Nou, la madre de James no dudó en salir en defensa de su hijo a través de Twitter. "James no es la prioridad de Zidane", reconoció Pilar Rubio, muy a su pesar. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad