La lección de Zidane al Barça (y a Messi) fuera de cámara 

stop

El técnico del Real Madrid destapa la clave del éxito

La lección de Zidane al Barça (y a Messi) fuera de cámara

04 de junio de 2017 (11:03 CET)

Más claro, agua. El pasado sábado, el Real Madrid escribió un nuevo capítulo en la historia del fútbol. El cuadro de Zinedine Zidane dejó atrás las dudas de mitad de temporada y firmó el broche de oro perfecto.

Con contundencia y superioridad, el equipo blanco venció a la Juventus de Turín. Tras firmar una buena primera mitad, los italianos se vieron totalmente superados por los madridistas. Con un Cristiano Ronaldo en estado de gracia y con el resto del conjunto totalmente volcado, los madridistas fueron los justos vencedores de la final.

El Doblete de Oro ya viaja al Santiago Bernabéu. Y es que en un año y medio, Zizou ha conseguido que el Madrid sea el único equipo que ha conquistado dos Champions consecutivas. Además, con el francés se ha coronado, cinco años más tarde, la Liga de nuevo. Han sido el cuadro de moda del año. En este tramo final, superiores al resto.

La clave del éxito

Esta lectura final de los merengues deja en evidencia al FC Barcelona. Rivales directos, los merengues han cerrado la temporada con los dos títulos más deseados, mientras que en Can Barça han salvado el curso con la Copa del Rey.

Ante esta situación, la lección es evidente. Zidane ha logrado hacer de todas sus estrellas un auténtico equipo. Aunque el trabajo se da fuera de cámaras, la realidad es que ante el foco también se percibe: todos los jugadores están motivados.

"La clave de este equipo es que todos se sienten importantes y se llevan de puta madre. Es increíble la conexión que tienen entre todos. Así es más fácil", aseguró Zizou tras ganar a la Juventus.

Esta declaración ha caído como una lección mayúscula en el Camp Nou. Mientras que los azulgranas han tenido que afrontar el curso sin lateral derecho, sin fondo de armario y con unos cracks que han necesitado dosificarse, el Madrid ha dejado atrás la titularidad indiscutible.

Así pues, el trabajo clave está fuera de cámara. En el Barça, las pullas se han percibido y los problemas e se han ido cociendo y filtrando a lo largo de la temporada. En cambio, en el conjunto madridista Zidane ha sabido imponer la psicología y ha apagado los fuegos que se han ido abriendo. "Una gran familia", la clave.