La guerra interna entre dos pesos pesados del Madrid se ensucia 

stop

Zinedine Zidane, con problemas para resolver el primer conflicto en el vestuario madridista

Aquí podrás ver el Celta-Real Madrid | EFE

16 de septiembre de 2016 (10:20 CET)

Zinedine Zidane es un entrenador muy pragmático. Una persona tranquila. Conciliadora. La pasada temporada conquistó la Champions con una plantilla que cinco meses antes le había hecho la cama a Rafa Benítez. Él puso orden en el equipo y se encomendó a los pesos pesados. Con el nuevo curso, las cosas no son tan sencillas. El ego de algunos futbolistas se ha multiplicado y el regreso de Morata no ha sido una buena noticia para el entrenador francés. La guerra interna entre el delantero español y Benzema amenaza con resquebrajar la plantilla blanca.

Los roles están claramente definidos en el Real Madrid. En casi todas las demarcaciones. En el centro del campo, por ejemplo, Casemiro, Kroos y Modric cuentan con la bendición y la protección de Zidane. El gran sacrificado es James Rodríguez, pero en el Madrid asumen la apuesta de su entrenador. En la delantera nadie discute la titularidad de Cristiano Ronaldo o Bale, pero el gran debate gira alrededor del delantero centro.

Benzema o Morata. Ésta es la cuestión.

Benzema cuenta con la protección de Cristiano Ronaldo, mientras que Morata sintoniza mucho mejor con los internacionales españoles. Sobre todo, con Sergio Ramos.

Zidane, de momento, apuesta por Benzema, ni que sea por los méritos contraídos en el pasado. El problema es que el delantero francés no está en un buen momento de forma y Morata está que trina. La rivalidad entre ambos es tan fuerte que el francés ni tan siquiera celebró el gol de su compañero contra el Sporting de Portugal. El gol de la victoria.

 

 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad