La guerra fría de Cristiano Ronaldo con Messi se calienta

stop

El delantero del Real Madrid, muy molesto con el astro argentino, quiere jugar contra el Manchester City

Cristiano Ronaldo y Leo Messi | EFE

02 de mayo de 2016 (11:48 CET)

Cristiano Ronaldo prioriza los éxitos personales a los colectivos. El Balón de Oro a la Champions. El Pichichi a la Liga. El delantero portugués, competitivo en su grado máximo, está desesperado por la lesión muscular que le impidió jugar en Manchester y en Anoeta y, sobre todo, está muy molesto con Leo Messi, a quien acusa de ayudar, descaradamente, a Luis Suárez para que sea el máximo goleador de la Liga y de Europa.

El futbolista del Real Madrid, según ha podido saber Diario GOL, quiere agotar todas sus opciones de ganar la Bota de Oro de la temporada 2015-16. A cuatro goles de Suárez en la Liga, sabe que sus opciones pasan por jugar los últimos partidos de Liga. Y, en contra de la recomendación de los médicos del club blanco y de la selección portuguesa, está dispuesto a forzar su presencia en el Madrid-Manchester City de este miércoles.

Cristiano Ronaldo quiere ser el máximo goleador de la Liga y, también, de Europa. También quiere ser el héroe de la Undécima. No se conforma con ser el jugador más desequilibrante de la Champions. Quiere más notoriedad para conquistar su cuarto Balón de Oro. Y quiere ser decisivo en el partido de vuelta de las semifinales contra el City y en la final de Milán.

Tres penaltis

El astro portugués ya ha notificado a los doctores del Real Madrid que forzará para jugar contra el City. No quiere dosificarse, molesto como está con Messi. CR7 está que trina con la estrella del Barça por sus ayudas a Luis Suárez. El detonante fue el penúltimo partido de Liga contra el Sporting. Ese día, Messi no quiso lanzar ningún penalti. Cedió dos al futbolista uruguayo y uno a Neymar, que había sido pitado por la afición del Barça.

Suárez ha marcado nueve goles en los tres últimos partidos de Liga. Ya suma 35. Cristiano, en cambio, acumula 31. Messi, curiosamente, se ha convertido en el mejor aliado y asistente del futbolista uruguayo. Tanta complicidad ha puesto de los nervios a CR7, que quiere jugarlo todo hasta final de temporada. En Portugal tiemblan.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad