La frustración más profunda de Cristiano Ronaldo

stop

Florentino se niega a las peticiones del portugués

Cristiano Ronaldo celebra la clasificación de Portugal para la final de la Eurocopa / EFE

10 de agosto de 2016 (14:10 CET)

Se resiste. Florentino Pérez está a pocos días de cerrar una pretemporada muy movida. El presidente merengue ha tenido que lidiar con varios frentes abiertos. Más allá de estar alerta en el mercado de fichajes estival, el mandamás blanco ha tenido que encargarse de los jugadores en plantilla. En este caso, uno de los temas que aún quedan pendientes es el de la renovación de Cristiano Ronaldo.

El Real Madrid ya ha conducido la ampliación y mejora del contrato de Gareth Bale, por lo que el siguiente en pasar por el despacho de Florentino será el astro portugués. Y es que parece que aún quedan temas por debatir entre el club, el jugador y su representante. De hecho, tras ganar la Champions, Ronaldo estaba seguro de que la entidad madridista le daría lo que pidiese. El crack luso se ha convertido en una pieza fundamental en el equipo de Zinedine Zidane, sigue siendo el rey del vestuario. Sin embargo, parece que ahora el magnate madrileño no está dispuesto a darle todo lo que le pida en la mejora del contrato. 

La cumbre más esperada 

El punto más controvertido en el que parece que no hay acuerdo, es en la duración del contrato. Cristiano ya ha mostrado su voluntad de retirarse en el Madrid, por lo que quiere un pacto vitalicio. Por su parte, Florentino le ve los orejas al lobo y quiere cubrirse las espaldas. Y es que aunque ahora la afición y el club están encantados con el juego del luso, el presidente sabe que la edad de oro de portugués está menguando. La edad le empieza a pesar y ya ve fecha de caducidad.  

En este sentido, parece que en este apartado del acuerdo pueden haber disconformidades. El club quiere ampliarle el contrato hasta 2020 y Cristiano pide que sea hasta 2021. El luso sabe que la edad empieza a pesar y quiere atar en corto su futuro. El Madrid, por su parte, considera a Cristiano su jugador franquicia, pero sabe que su mejor momento ya ha pasado. En este sentido, quieren mantenerlo en el equipo pero los directivos no están dispuestos a darle todo lo que pide. El luso acaba de regresar a los entrenamientos y la cumbre a tres bandas está en el tintero. El debate está abierto. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad