La frase de Zidane que deja al Barça por los suelos (y a Luis Enrique como un fracasado)

stop

El míster pone en evidencia a los blaugrana

Florentino Pérez negocia con la nueva pareja de baile para Sergio Ramos en el Real Madrid (y es una bomba)

11 de mayo de 2017 (13:35 CET)

En evidencia. Zinedine Zidane dio una lección de humildad al término del partido de vuelta de las semifinales de la Champions League que apeaba al Atlético de Madrid de la máxima competición europea y catapultaba a los blancos hacia su segunda final consecutiva, la tercera en cuatro años y a por la duodécima copa de Europa.

Motivos de euforia no le faltan al Real. Tienen al alcance de la mano un doblete histórico que no se ve en la capital desde 1958. Además, han tumbado al todopoderoso Bayern de Múnich y al rival ciudadano de forma contundente. Pero el técnico quiso contener la alegría en la rueda de prensa.

Echa el freno

"Estamos contentos, pero no hemos ganado nada", comentó el técnico galo después del derbi europeo. Y es que los blancos están en la final, pero de momento no han finiquitado ningún título. Todavía.

Una situación que contrasta con la que se vivió en Barcelona en marzo, después de consumar la remontada ante el Paris Saint Germain.

Aspiraciones diferentes

Los de Luis Enrique cayeron 4-0 en la ida en el Parque de los Príncipes, pero lograron una gesta inédita al endosar un 6-1 a los franceses en el Camp Nou y echarlos de la Champions.

Sin duda alguna, el logro fue heroico, pero no dejaban de ser unos octavos de final. Sin embargo, en Barcelona se celebró como un título e incluso se pudo ver a muchos seguidores en Canaletas, celebrando por adelantado un título que nunca llegaría. Algo que en Chamartínn se considera de 'equipo pequeño'.

Mientras los de Zizou esperan el momento para celebrar los títulos por todo lo alto, en la ciudad condal festejaron un título que en las próximas semanas puede viajar al Santiago Bernabéu.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad