La fiesta de jugadores del Real Madrid en Opium tras perder contra el Atlético

stop

Algunos integrantes del once titular en el derbi se dejaron ver por la noche madrileña

Opium Madrid

01 de marzo de 2016 (09:47 CET)

Se repite la historia: el Real Madrid pierde el derbi y sus jugadores se marchan de fiesta. El "gracias Kevin Roldán, contigo empezó todo" puede tener segunda parte. Si bien hace un año un sector de la plantilla acudió al polémico cumpleaños de Cristiano Ronaldo tras arrodillarse ante el Atlético, esta temporada algunos futbolistas de Zinedine Zidane han vuelto a caer en la tentación después de la derrota ante el vecino. Hay una cosa clara: James Rodríguez no se pierde una.

El lunes fue movido en Valdebebas. El intento de pedir perdón de Cristiano Ronaldo a sus compañeros por sus humillantes palabras que les dedicó tras el derbi tuvo continuidad con una bronca de los capitanes a los futbolistas más marchosos del vestuario. El toque de atención no solo fue por el pobre rendimiento sobre el césped, que también, sino por la fiesta que se montaron los señalados en Opium (antiguo Moma) tras la derrota.

Decepcionado

James Rodríguez e Isco Alarcón recibieron las duras palabras de sus superiores, según Eduardo Inda, aunque tal y como ha podido saber Diario Gol había algún integrante más del equipo en la discoteca. Florentino Pérez tiene una red de espías por los garitos de la ciudad. No se le escapa una.

El mismo Zidane, que peca de tener demasiada mano izquierda, llamó al orden a los dos jugadores después del derbi: "He confiado en vosotros y me habéis fallado". La cúpula del Real Madrid toma nota. Los dirigentes no descartan la venta de los dos jugadores en verano. Están enfilados. Por méritos (o deméritos) propios.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad