La familia de un crack del Real Madrid aprieta al jugador para dar plantón a Zidane 

stop

Puede pasar de todo hasta el 31 de agosto

Zinedine Zidane y José Mourinho

30 de agosto de 2016 (14:27 CET)

La última palabra. Hasta que no salte el reloj a las 00:00 horas del día 1 de setiembre, todo es posible. Quien mejor lo sabe es el Real Madrid. Y es que el club merengue lleva varias campañas de compras dejando los temas en el tintero para última hora y este año no ha sido para menos. Florentino Pérez aún no ha estrenado el marcador de fichajes, ya que más allá de Álvaro Morata no ha atado a ningún otro nuevo jugador.

Sin embargo, parece que este verano no se cerrará sin ninguna incorporación. Zinedine Zidane considera que tiene un auténtico 'plantillón' y no van a hacer locuras por nadie, por lo que si no se presenta ninguna 'ganga' no ficharán. Aun así, sí que se esperan movimientos antes del cierre de mercado, ya que el club blanco está buscando salida a un jugador. Los futbolistas con más papeletas para abandonar el barco son James Rodríguez e Isco Alarcón.

La recomendación a Isco

Ninguna de los dos centrocampistas quiere dejar el equipo, pero no obstante, no cuentan para Zizou. Y es que si uno de los dos no levanta el vuelo es porque no llegan ofertas suficientemente suculentas para el mandamás madridista.

Por su parte, el caso de Isco es más claro que el de James. Zidane lo quiere en su equipo, aunque tiene a otros compañeros que siempre le pasan por delante. Ahora, el malagueño tiene ofertas del Tottenham, de la Juventus, del Milan y también del Arsenal, pero sin embargo, el jugador se niega a dejar el equipo español.

A estas alturas de la película, parece que ha entrado en juego un factor que podría condicionar a Isco. Y es que según desveló Eduardo Inda en El Chiringuito de Jugones, la familia del internacional le está apretando para que deje el club merengue. Alarcón es un futbolista con mucho potencial y está perdiendo sus mejores años en el banquillo. Está relegado a un segundo plano. Todo esto no gusta nada al entorno del centrocampista, ya que consideran que es un jugador que debería contar con más protagonismo en el equipo que esté. Por ello, le animan a aceptar alguna de las ofertas que tiene encima de la mesa. El tiempo corre en su contra. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad