La discoteca de un jugador del Real Madrid tiene a Florentino muy mosca | Montaje Diario Gol

La discoteca de un jugador del Real Madrid tiene a Florentino Pérez muy mosca

stop

El presidente blanco ordena vigilar el nuevo oasis de la plantilla blanca

29 de septiembre de 2017 (12:28 CET)

Fútbol y noche no son una buena combinación, aunque muchas veces van de la mano. En Madrid, tras la oleada de éxitos con Zidane, las celebraciones nocturnas se han hecho demasiado habituales.

Florentino Pérez está al corriente y ha pedido a sus personas de confianza que echen un vistazo de vez en cuando para asegurarse de que está todo bajo control. No quiere dispersiones.

El nuevo local de encuentro de la plantilla blanca se llama Blackhaus. Una discoteca donde Sergio Ramos tiene parte del pastel accionarial, junto a otros famosos.

Muchas juergas de las celebraciones de títulos han terminado en el reservado de la antigua Buddha, que resurgió bajo el nombre de Blakchaus hace casi un año.

Y, a punto de cumplir ese primer aniversario, se prevé una fiesta por todo lo alto donde se espera la presencia de varios futbolistas del Real Madrid. Entre ellos, el capitán.

Si bien es cierto que Blackhaus no es el único local al que acuden los cracks, ya que también se dejan ver en ocasiones por Opium y otros locales de nivel, lo que está claro es que desde que abrió Ramos su discoteca, sí que es el nuevo cuartel general del equipo fuera del vestuario.

Por eso mismo se dejó caer recientemente Dani Ceballos, para celebrar el doblete que anotó al Alavés en su primer partido como titular con el Madrid.

Y por eso Florentino ha disparado las alarmas. Entiende que les guste salir, pero quiere evitar por todos los medios que sus chicos pierdan el norte.