La derrota ante el PSG liquida al primer crack del Real Madrid

stop

Zinedine Zidane pone la cruz a un futbolista con muchas ofertas de grandes clubes europeos

Zidane en Vallecas | EFE

28 de julio de 2016 (10:25 CET)

Zinedine Zidane tendrá que tomar medidas drásticas en las próximas semanas. El Real Madrid mostró su cara más triste en su debut contra el PSG en un partido que confirmó algunas sensaciones del técnico francés. La más importante es que Álvaro Morata no está al nivel de la BBC y que si se queda en el Madrid deberá asumir un papel secundario.

Zidane lo tiene claro: Morata no es un futbolista imprescindible para el Madrid. El estreno del delantero madrileño contra el PSG no fue positivo. Jugó 45 minutos y ofreció muy pocos destellos de calidad. El técnico galo prefiere a Benzema y dará luz verde a su traspaso.

Florentino Pérez, por su parte, quiere hacer negocio con Morata. Ya ha rechazado dos ofertas. Una del Arsenal (60 millones) y otra del Chelsea (70). Y espera una tercera del Nápoles, que acaba de ingresar 90 millones de euros de la Juventus.

Morata, por su parte, siempre ha tenido dudas sobre su regreso al Real Madrid, que pagó 30 millones de euros para repescarlo de la Juventus. Él quería seguir en Turín y ahora quiere fichar por un equipo en el que tenga garantizada la titularidad. Él, curiosamente, podría seguir el camino inverso de Higuaín.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad