La conversación que calienta el derbi: "Sal del Madrid"

stop

Máxima tensión en el vestuario madridista antes del derbi del Calderón

Los jugadores del Real Madrid durante un entrenamiento | EFE

18 de noviembre de 2016 (10:03 CET)

El Real Madrid manda en la Liga, pero el vestuario madridista es un foco de tensiones que supera a Zinedine Zidane.

El técnico francés, un entrenador muy pragmático, puso orden cuando sustituyó a Rafa Benítez, en enero de 2016, pero su diplomacia parece haberse agotado y cada vez tiene a más futbolistas descontentos.

Un jugador que reclama más protagonismo es Isco Alarcón. Suplente habitual, ha cumplido cuando Zidane le ha dado una oportunidad en los últimos partidos.

Casemiro y Modric

El regreso de Casemiro y Modric, sin embargo, no es una buena noticia para el centrocampista madrileño, que todavía puede optar a la plaza de Toni Kroos. Contra el Atlético, sin embargo, Zidane podría seguir contando con Kovacic, un futbolista con más músculo.

Isco, preocupado, vuelve a plantearse su salida del Bernabéu. Tiene contrato hasta junio de 2018 y dentro de un año podrá negociar libremente con cualquier club. Y ofertas no le faltan.

El pasado verano, Isco estuvo a un paso de regresar al Málaga. El futbolista negoció con la dirección deportiva del club blanquiazul, pero  optó por seguir un año más en el Bernabéu, consciente de que también tiene un buen cartel en Inglaterra e Italia.

El Manchester City

El Manchester City de Pep Guardiola y Txiki Begiristain contactó con el Real Madrid para sondear el fichaje de Isco, pero Florentino Pérez no quiso reforzar a un rival directo en la Champions.

Otro club que tiene buenos informes de Isco es la Juventus. Y Morata, amigo personal del andaluz, le ha recomendado que pruebe la aventura italiana. A él le fue muy bien, se revalorizó en Turín y dos años después pudo regresar al Bernabéu.

"Sal del Madrid", le han recomendado a Isco, de 24 años. El futbolista, sin embargo, quiere ver el desenlace de esta temporada. Su mayor consuelo es que cuenta con la confianza del nuevo seleccionador español, Julen Lopetegui.

El Madrid fichó a Isco en 2013. Entonces, el club blanco pagó 30 millones de euros al Málaga. Florentino Pérez dará luz verde a su traspaso en el mercado de invierno o en verano si recupera la inversión realizada hace tres años. Prefiere vender al andaluz que a James Rodríguez, quien tampoco entra en los planes de Zidane.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad