La conspiración de Zidane para fulminar a un crack del Real Madrid (y no es James Rodríguez)

stop

El entrenador blanco se enfrenta a una de las 'niñas bonitas' de Florentino Pérez

La silueta de Zinedine Zidane | EFE

11 de noviembre de 2016 (16:23 CET)

Zinedine Zidane ha puesto en marcha el plan 'conspiración'. El entrenador del Real Madrid ha detectado los cambios que necesita en la plantilla y tiene claros cuales son aquellos jugadores con los que cuenta para el futuro y los que no. En la mayoría de los casos está de acuerdo con el presidente Florentino Pérez. Pero hay un caso concreto que Zidane trabaja en silencio. Quiere evitar a toda costa una renovación a largo plazo del jugador y fulminarlo cuanto antes.

El futbolista señalado por Zidane es Pepe. Aunque sorprenda a priori, el técnico francés considera que la renovación del equipo debe producirse desde la defensa. No puede ser que el Madrid siga dependiendo de un central de 33 años que pasa más tiempo en la enfermería que en cancha. Si Pepe no estuviese, Zidane habría podido reforzar la defensa como quería. Pero el central brasileño cuenta con dos amigos de mucho peso: Cristiano Ronaldo y el propio Florentino.

Zidane sabe que Pepe es como el "chivato" del presidente. El jugador que da cuentas del estado del vestuario, de lo que allí dentro ocurre. También es un futbolista que hace el doble juego, ya que es el mejor amigo de Cristiano y su protegido. La ausencia de Pepe debilitaría al clan del crack portugués y sería la forma de ir abriendo paso al clan que quiere potenciar Zidane: el de Gareth Bale. Modric, Kroos y Bale son los pilares del futuro. Y tienen un carácter más acorde al de Zizou.

Que no le toquen a Varane

Por tanto, el objetivo de Zidane es evitar una renovación prolongada para Pepe. Renovará próximamente, pero por dos años máximo. Zidane prefiere un 1 1, pero entiende la renovación toda vez que la sanción de la FIFA ondea en el horizonte. Pero si pueden fichar en invierno, pedirá un central al presidente. Rafa Varane aún está verde, pero no se quiere desprender de él. Es uno de sus ojitos derechos en la plantilla blanca, como Karim Benzema. Pepe es el señalado.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad