Florentino Pérez se lamenta de una de las operaciones del verano | EFE

La confesión de Florentino Pérez en EEUU que desmonta a Zidane

stop

El mandatario suelta una verdad como un templo

03 de agosto de 2017 (10:30 CET)

Florentino Pérez mira cada día los 80 millones ingresados por el traspaso de Álvaro Morata al Chelsea. El presidente se pregunta continuamente si no sería mejor tener todavía al jugador en el equipo y empieza a arrepentirse de haberle hecho caso a Zinedine Zidane. El empate a un gol en el amistoso ante el combinado de la Major League Soccer terminó de convencer al empresario.

El presidente lo repescó de la Juventus de Turín el verano pasado a cambio de 30 millones de euros. El delantero disfrutaba de la titularidad indiscutible en el conjunto transalpino pero el presidente le aseguró minutos en el Santiago Bernabéu y protagonismo en el equipo.

El míster le da la patada

Pero Zidane nunca confió en el ariete. El míster apenas le dio oportunidades y solo le dio entrada en el equipo en los partidos menos importantes o en los minutos de los choques en los que poco quedaba que hacer.

El canterano terminó harto del trato del galo y decidió abandonar Chamartín, después de que Florentino le diera permiso para negociar su salida. A pesar de que Pérez no quería perder de vista a Morata. Asimismo, el atacante puso punto y final a su relación con los blancos antes del inicio de la pretemporada.

Pero los amistosos disputados hasta ahora por los merengues han puesto la mosca tras la oreja al mandatario. En cuanto a la salida del futbolista.

Falta el gol de Morata

El Real ha echado mucho de menos la pólvora de Álvaro. Los blancos solo han sumado cinco goles en cuatro partidoshan encajado nueve-. Además, solo han ganado un partido –ante el combinado de la MLS- y en los penaltis. Y para más inri, los tantos los han anotado Casemiro, Óscar, Kovacic, Asensio y Mayoral.

En este sentido, Morata no era el protagonista ni el crack,  pero sus goles permitían al Madrid empatar o ganar partidos que parecía que no iban a ningún lado.

Sin ir más lejos, el canterano no es el que más minutos acumuló el año pasado, pero fue el que firmó el mejor promedio goleador.

Y el presidente no es el único. Varios pesos pesados del vestuario también le echan de menos. Las pobres actuaciones de Karim Benzema y de Gareth Bale han decepcionado a muchos miembros de la plantilla. Ramos, Modric, Kroos Asensio, Kovacic o Isco, entre otros, ven en la venta de Morata uno de los errores más grandes del verano.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad