Florentino Pérez tendrá un verano muy movido | EFE

La cena de Florentino Pérez con Neymar en Madrid (“Tienes mi palabra”)

stop

La llegada del crack brasileño al Bernabéu podría ser antes de lo previsto

15 de diciembre de 2017 (21:54 CET)

Neymar no está a gusto en París. El crack no está nada contento por cómo le están yendo las cosas en el PSG y quiere hacer las maletas cuanto antes mejor. El brasileño, que ya les dijo a sus excompañeros del Barça hace unas semanas que se arrepentía de haber fichado por el conjunto dirigido por Unai Emery, quiere salir este verano.

Es por eso que el delantero le dijo a su padre, que ejerce como su representante, que se pusiera las pilas y acelerar su proceso de salida del conjunto francés.

Cena en Madrid

Y así lo ha hecho. Neymar Sr tuvo una cena en un conocido restaurante de Madrid en la que estaba Florentino Pérez y en la que se habló, entre muchas otras cosas, de la fecha de la llegada del de Brasil al Bernabéu.

En principio, tal y como explicó Diario Gol, el pacto que tenían el padre y representante del jugador con la directiva del conjunto blanco era que el astro aterrizaría en Madrid en el verano de 2019.

Pero los acontecimientos se están precipitando y Ney quiere salir cuanto antes del país galo. Sabe que las posibilidades de ser el mejor del mundo y ganar balones de oro pasan por estar en el conjunto dirigido por Zidane y no en una liga menor como es la francesa.

Tú presiona y yo pago

De ahí que en la cena el Neymar Sr le prometiera al presidente del Real que presionaría todo lo posible a Nasser Al-Khelaïfi para que dejara escapara a hijo este mismo verano. "Tienes mi palabra", le dijo.

La operación no será nada fácil. El dueño del PSG se dejó una millonada en el ex del Barça y en Mbappé, entre otros, para hacer del equipo parisino el más poderoso de Europa, y no va a dejar que al cabo de un año uno de los dos haga las maletas.

Es por eso que Pérez y la directiva merengue tiene preparada una bomba para convencerlo: 250 millones de euros. Una cantidad que supera lo que en su día pagó por Ney al Barcelona.

De momento desde París nadie se ha pronunciado sobre la posible salida del crack pero lo que está claro es que tarde o temprano Neymar acabará vistiendo de blanco. Y parece que antes de lo previsto.