La bronca secreta de Zidane al término del Real Madrid-Osasuna

stop

El técnico francés carga contra los jugadores  

Zinedine Zidane

12 de septiembre de 2016 (09:59 CET)

Zinedine Zidane es un técnico pragmático. De pocas broncas. Un buen gestor. En los momentos más delicados, el entrenador francés aportó tranquilidad al Real Madrid y el premio fue la Undécima. Esta temporada, el equipo ha comenzado mucho mejor y Zizou intenta rebajar ahora tanta euforia. Tras el partido contra Osasuna, Zidane reunió a su plantilla y pidió más tensión.

Los dos goles encajados ante Osasuna molestaron a Zidane, que los atribuyó a un exceso de confianza. A una relajación generalizada. Al acabar el partido, pidió a todos los jugadores que se quedaran en el vestuario y les pidió más compañerismo y respeto.

Zidane detecta muchos grupitos en el Madrid. Muchos egos incontrolados. El entrenador del Real Madrid les dijo a los futbolistas que tienen "una deuda pendiente" con la Liga y les instó a repetir triunfo en la Champions. Pero no quiere desconexiones. El sábado no señaló a nadie, pero pidió más unidad y compromiso. Un aviso en toda regla.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad