Benzema en su peor momento | EFE

La bronca de Benzema con un crack del Real Madrid

stop

El encontronazo del francés con un compañero ante la mirada de todo el Bernabéu

06 de noviembre de 2017 (12:38 CET)

El Real Madrid por fin puso fin a su mala racha de resultados de las últimas semanas y consiguió una holgada victoria ante Las Palmas en el Bernabéu. Pero pese al triunfo no todo son buenas noticias en la Casa Blanca.

Y es que durante el encuentro se evidenció un problema que existe dentro del vestuario. Muchos de los miembros de la plantilla de Zinedine Zidane ya están hartos de la dupla Cristiano Ronaldo-Karim Benzema.

La pareja de cracks está en su peor momento desde que juegan juntos. Por un lado Karim no deja de fallar ocasiones clarísimas de gol y el murmullo cada vez que toca el balón es cada vez mayor en las gradas.

Por otro lado Cristiano ya ni celebra los goles de sus compañeros. Está tan centrado en volver a marcar y acabar con su sequía goleadora que ya ni esconde su disgusto por no ser él quién da las victorias. El luso está frustrado.

Por el contrario hay otra pareja dentro del Madrid que va como un tiro: Isco Alarcón y Marco Asensio. Los españoles se entienden a la perfección y no dejan de maravillar a su público.

Precisamente es esta diferencia en el juego lo que está provocando un problema para Zidane. Cada pareja se busca entre ellos y eso no deja de perjudicar al equipo.

En el partido ante Las Palmas se pudo ver perfectamente como cada dupla va a lo suyo y no están conectados. Con 0-0 en el marcador, Benzema decidió jugársela él en uno contra uno contra el guardameta rival cuando Asensio estaba sólo y el gol era seguro.

La bronca del español y del Bernabéu al francés fue mayúscula.

En el punto de mira

Y es que Benzema ya no cuenta con el respeto de algunos de sus compañeros. Sobre todo del clan de los españoles (Isco, Asensio, Lucas Vázquez, Ceballos…). Isco y Asensio son los líderes de un grupo harto de los privilegios tanto de Karim como de Cristiano.

Según ellos, tanto el portugués como el francés juegan por decreto. Y no lo merecen. Su rendimiento en lo que llevamos de temporada es malísimo pero Zidane sigue apostando por ellos sin dudar.

Esa división que existe de puertas hacia dentro ya se ha hecho pública en el terreno de juego. Un problema, y serio, para Zinedine.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad