Florentino Pérez|EFE

La bomba para cargarse a Messi. Y es un 2x1 de Florentino Pérez (y no va de Neymar, ni Mbappé)

stop

El Real Madrid prepara una sorpresa para Zinedine Zidane

08 de julio de 2019 (11:56 CET)

La operación Paul Pogba llega a un momento decisivo. En los próximos días se conocerá el rumbo que tomará la carrera profesional del centrocampista francés del Manchester United.

No será una operación fácil de llevar a cabo. A día de hoy los británicos siguen reclamando 170 millones de euros, según aseguran desde el Reino Unido. El conjunto británico sabe de las necesidades del Madrid y no piensa dar su brazo a torcer.

Florentino Pérez, por su parte, sigue buscando fórmulas para hacerse con el crack galo, que no termina de convencerle un pelo.

Florentino Pérez no lo ve claro

El primer lugar por el montante que reclama el United. El ‘presi’ considera la cifra descabellada. No quiere convertir al jugador en el segundo fichaje más caro de la historia del fútbol ni en el más costoso del Madrid.

Además, teme que el sueldo que tendrá que ponerle cause un desequilibrio en la escala salarial de la plantilla y desemboque en unos cuantos cracks del equipo actual picando a la puerta de su despacho reclamando lo suyo. Y es que jugadores como Sergio Ramos, Luka Modric o Karim Benzema hace meses que están esperando una mejora.

En la misma línea, los responsables preferirían no tener que tratar con Mino Raiola. Y tampoco pagar los 22 millones de prima que reclama por hacer realidad la operación.

Resultado de imagen de raiola pogba

Por no hablar del difícil carácter de Pogba que podría generar una guerra de egos en el vestuario. Habría demasiados gallos en el gallinero.

Florentino prefiere a Eriksen

En este sentido, Florentino prefería a Christian Eriksen, del Tottenham. El danés costaría mucho menos. Al quedarle solo un año de contrato, los Spurs tendrían que dejarlo salir a bajo coste si no quieren ver como se marcha la próxima temporada con la carta de libertad.

Además, su sueldo estaría más en consonancia con la plantilla blanca, así como se conoce que tiene la cabeza mucho mejor amueblada. Hasta Eden Hazard, que conoce bien a los dos de su paso por la Premier League, recomienda más el fichaje de Eriksen que el de Pogba.

Operación Eriksen | EFE

Zidane insiste con Pogba

Pero Zidane quiere a Pogba sí o sí. El centrocampista y Hazard han sido sus exigencias desde el día que aceptó regresar al banquillo del Real Madrid. Y a Florentino no le queda otra que agotar fórmulas. Encajes que pasan por incluir a algún crack en la operación que abarate su fichaje.

De momento, desde Chamartín le pidieron que acudiera a la convocatoria del United y no se declare en rebeldía. En el Real no quieren que el jugador genere ningún conflicto antes de iniciar las negociaciones. En el Real saben que estas serán complicadas, solo falta que para colmo los británicos anden mosqueados.

Empieza el culebrón Pogba

Ahora a los blancos les toca mover ficha. En las próximas horas trasladarán la primera propuesta oficial a los red devils.

De cerrarse la operación, podría decirse que Zidane ya tendría a los efectivos que consideraba imprescindibles. Pero como hemos señalado en varias ocasiones en este medio, el equipo no estará cerrado. En Chamartín no descartan llevar a cabo algún otro fichaje si es interesante y se pone a tiro.

Uno de los que interesa es Sadio Mané, del Liverpool. A Zidane le gustaría contar con un relevo de primer nivel para Gareth Bale, al que ha descartado. Pero hay más.

El 2x1 para Zidane

Las intenciones de Zidane para su nuevo proyecto pasan por perpetrar un cambio de sistema y recurrir al doble pivote, con lo que no le iría nada mal que el Madrid cerrara el fichaje de otro centrocampista. Modric, Toni Kroos y Casemiro no pueden jugarlo todo, y tener cinco efectivos para la medular sería terrible para todos los rivales.

Un quinto crack que no sería Eriksen, que costaría alrededor de 100 millones, sino Donny van de Beek, del Ajax, al que el Real tiene en la agenda desde hace semanas y que costaría entre 60 y 70 ‘kilos’. Un jugador que a sus 22 años promete una gran proyección por delante y que a medio plazo podría ser el relevo de Modric.

Un jugador que estaría encantado de aires y por el que, además, el club holandés no pondría pegas a su traspaso. Los blancos lo tienen en la mano.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad