Florentino Pérez y Josep Maria Bartomeu | EFE

La bomba final de Florentino Pérez (“Bartomeu dimite o Messi se va”) es un fichaje brutal: ni Neymar, Mbappé, Hazard, Pogba y compañía

stop

El máximo responsable del Real Madrid y el nombre que revienta el Camp Nou

26 de mayo de 2019 (18:55 CET)

Florentino Pérez pasa al ataque. Tras las dos decepciones del Barça en Champions y en Copa del Rey el presidente del Real Madrid sabe que, gracias a las desgracias de los culés, se le presenta ahora un verano más tranquilo.

Si los Messi, Piqué y compañía hubiesen logrado el triplete (algo que muchos apostaban hace apenas tres semanas) las urgencias serían muy superiores en la T4 del Santiago Bernabéu.

Eso sí, por mucho que ahora el lío está en el Camp Nou, Florentino quiere acabar de apuñalar del todo al Barça. Y no solo con las operaciones de Matthijs de Ligt y de Paul Pogba, sino con un fichaje bomba que va a hacer que salten chispas en la capital catalana. De hecho, si Florentino da el paso final y lo logra, “Bartomeu dimite o Messi se va” como aseguran muchos en las redes.

Leo Messi | EFE

Y no, no estamos hablando de galácticos como Neymar, Mbappé, o Hazard. Sí que es un galáctico, pero Florentino lo tiene mucho más cerca y mucho más fácil: Antoine Griezmann.

Griezmann para sentenciar al Barça

El caso es que no son pocos en el real lo que avisan que el presidente tiene la opción del delantero del Atlético de Madrid encima de la mesa. De hecho, varios periodistas del entorno de Madrid ya no se esconden y lo dicen abiertamente. Uno de ellos Joaquín Maroto que apuntó hace poco en Twitter: “Cada día tengo más claro que Antoine Griezmann va a cambiar de equipo pero no de ciudad. Es un pálpito...”.

Un “pálpito” que puede acabar convirtiéndose en una realidad en unos días. Todo dependerá de cómo vayan las otras operaciones del Real. Hazard parece que está hecho. Jovic también, con lo que lo único que le faltaría a Florentino es encontrar un nuevo galáctico que reemplace a Gareth Bale.

El sueño, cómo no, es Neymar o Mbappé, por los que el máximo responsable del club blanco luchará hasta el final. Sin embargo, Griezmann es mucho más fácil. Por dos motivos. El primero, el económico. Por 120 millones de euros el Real puede hacerse con uno de los mejores delanteros del planeta.

Antoine Griezmann | EFE

Zidane apuesta por Griezmann

Y el segundo y más importante: el jugador estaría encantado de vestir de blanco. De hecho, todo lo que sea aterrizar en un club grande que le permita de verdad luchar por títulos será bienvenido. Y este nuevo proyecto de Zidane le atrae ( y más si acaba llegando uno de sus mejores amigos, Paul Pogba).

Por otro lado, Zidane ya le ha hecho saber también a Florentino que la opción Griezmann le gusta. Es un tipo que conoce la Liga a la perfección, que llegaría con la única intención de ganar títulos (cuentan que incluso estaría dispuesto a rebajar su brutal sueldo para fichar) y con la menta más que enfocada en el balón.

La sentencia al Barça

Un posible fichaje de Antoine por el Real que, indudablemente, haría saltar el Camp Nou por los aires. Y es que el lío en el Barça es de los gordos. Muchos están pidiendo que Ernesto Valverde se marche cuanto antes.

Entre ellos no están ni Leo Messi ni el resto de vacas sagradas, que viven muy bien con el vaso en el banquillo. Un vestuario que ya le ha hecho saber a la directiva que quieren la continuidad del Txingurri y que no quieren saber nada del delantero francés.

Ese “De Griezmann no opino” que expresó Messi en rueda de prensa hace apenas unos días lo resume todo. Una directiva y una secretaría técnica con Abidal al frente que ven la llegada de Antoine como una oportunidad más que buena (teniendo en cuenta cómo está el mercado 120 millones por Griezmann es un chollo) para reforzar una delantera que necesita caras nuevas como el comer.

Messi EFE

Este el enfrentamiento entre vestuario y palco ha provocado que, entre otras cosas, el propio Antoine no vea precisamente con buenos ojos aterrizar en el Camp Nou. Otra cosa sería si llegara un nuevo míster y alguna de las vacas sagradas se marchara. Algo que, por desgracia para muchos, parece que no va a ocurrir.

Pero claro, si finalmente el del Atlético acaba firmando con los blancos, el golpe al eterno rival puede ser definitivo. Eso sí, Messi estará contento. Su gran amigo Luis Suárez (que se borró de la final de la Copa del Rey) no tendrá competencia. Mal asunto y más si tenemos en cuenta que el que tiene la pelota en su tejado es ahora Florentino.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad