La última oferta de Florentino Pérez por Mbappé llega con sorpresa | EFE

La amenaza de Florentino Pérez al Barça por Mbappé

stop

El presidente del Real Madrid quiere contentar a Zidane

02 de agosto de 2017 (22:22 CET)

Florentino Pérez le prometió un buen regalo a Zinedine Zidane este verano. Si se cumplían los objetivos –logrados con creces– el técnico se iba a ver recompensado.

El presidente del Real Madrid le ofreció la posibilidad de fichar a un súper crack.- A poder ser, un jugador joven, todavía por explotar, pero con maneras de sobras para ser el mejor en el futuro.

Y ese jugador, visto lo visto, no es otro que Kylian Mbappé. La estrella del Mónaco de tan solo 18 años que hace soñar a la selección francesa.

Mbappé, con su velocidad y goles, doblegó al Manchester City de Pep Guardiola. Lo eliminó de la Champions de forma premeditada, dando la vuelta al mundo con su brillante actuación.

Es el elegido tanto por Zidane como por Florentino Pérez para reforzar la escuadra blanca. El técnico lo quiere porque todavía es joven como para aprender de Karim Benzema.

Zizou cree, al mismo tiempo, que se podrían repartir los minutos. Ve a Mbappé tomando experiencia en la Liga, con los Asensio, Isco, Ceballos, Llorente y compañía. El Madrid futuro.

Pero los nubarrones se han detenido sobre el Santiago Bernabéu. El FC Barcelona entra en la carrera por la nueva joya de la corona.

Los cracks para suplir a Neymar

La espantada de Neymar, además de general un lío de dimensiones siderales en el club catalán, obliga a fichar a un crack mundial. Hay pocos al nivel del brasileño.

El Barça está moviendo muchos hilos para acercarse a grandes cracks como Dybala, Coutinho, Verratti o los que todavía están por explotar, tipo Dembelé.

Sin embargo, Mbappé es uno de los que gusta. Por mucho que en el vestuario lo ven como un melón por abrir, lo que está claro es que el Barça necesita un crack.

Pero Florentino lo vio primero. Si Neymar no se la hubiese jugado, Mbappé iba a ser suyo y la irrupción del Barça puede encarecerlo. De ahí el enfado del presidente.

Un cabreo que ha desembocado en amenaza: si el Barça se entromete en el fichaje de Mbappé, el Madrid empezará una guerra sin cuartel contra el cuadro catalán. Peligro.