Keylor Navas | EFE

“¿Keylor Navas”? Lopetegui sí sabe la verdad (y la cuenta. Y no es bonita)

stop

El ‘top secret’ del meta madridista que tapan en el Real Madrid

17 de octubre de 2018 (17:17 CET)

Resignado. No es fácil la situación que está viviendo Keylor Navas en el Real Madrid. El tico deberá conformarse en lo que resta de temporada con jugar solo la Champions League, salvo que no se produzca algún cambio importante en el equipo.

Un panorama que dista mucho del que ha vivido en los últimos años. El costarricense aterrizó en el 2014 después de proclamarse Mejor Portero de la Liga en el Levante. Entonces Iker Casillas aún estaba en el equipo y el recién llegado se pasó la mayor parte de la temporada en el banquillo.

Los mejores años de Navas en el Madrid

En total, Keylor disputó solo 11 partidos en los que encajó 8 goles. Al año siguiente Iker salió y todo cambió para Keylor Navas. Asumió la titularidad y terminó la temporada solo 31 goles encajados en 45 partidos. En la 16-17 el rendimiento de Navas bajó. recibió 50 goles en 41 partidos. Registros parecidos a las del curso 17-18, en el que encajó 49 goles en 44 partidos.

Esta temporada, el portero sabría que lo tendría complicado para jugar cuando el Madrid confirmó el fichaje de Thibaut Courtois. El belga no venía a jugar, sino a ser titular en el Real, y Keylor lo sabía.

Courtois pone punto y final a la etapa dorada de Keylor Navas

Courtois entró en el once inicial en el tercer partido de la temporada y desde entonces no se ha movido de debajo de los palos más que para la Champions.

Courtois | EFE

Keylor había decidido quedarse, convencido de que podría disputarle el puesto a Courtois. En este sentido, ya había esquivado dos veces salir de Chamartín. La primera en el intento de cabio de cromos con David de Gea. El segundo, cuando Florentino intentó fichar a Kepa Arrizabalaga en el pasado mercado invernal. Pero no esta vez.

No obstante, avisan desde Madrid de las verdaderas razones por las que Navas se ha quedado en la capital. “¿Keylor Navas?”. Aseguran que quiso irse, pero no recibió ofertas de relumbrón. No tuvo a donde ir si no era para recalar en un equipo pequeño donde puede que tampoco fuera titular. Y para eso, mejor calentar banquillo en el Santiago Bernabéu.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad