Jugadores del Real Madrid mandan un aviso fulminante el Barça

stop

La plantilla blanca, muy crecida tras ganar el derbi madrileño

Zidane interviene para frenar una salida inesperada del Real Madrid | EFE

21 de noviembre de 2016 (12:31 CET)

Los jugadores del Real Madrid se han conjurado para ganar la Liga y quieren dar una estocada mortal al Barça en el clásico del Camp Nou.

La plantilla madridista, eufórica tras su victoria en el derbi madrileño (0-3 al Atlético), celebra el liderato y las dudas del Barcelona, que ya ha perdido 10 puntos en la Liga. Siete, en el Camp Nou.

Zinedine Zidane no quiere falsas euforias ni relajaciones. Éste ha sido el mensaje repetitivo del técnico francés desde que comenzó la Liga y que explica su malestar tras los empates contra la UD Las Palmas y el Eibar.

El triplete de Florentino

Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, instó a los jugadores a ganar la Liga, la Copa del Rey y la Champions, para igualar el triplete del Barça de 2015. Y de todos los títulos, el máximo dirigente insistió en la necesidad de ganar el torneo de la regularidad.

El Madrid, curiosamente, sólo ha ganado una Liga de las últimas ocho. El Atlético ha ganado otra y el Barça, las seis restantes.

El vestuario madridista está muy motivado y los jugadores creen que el partido del Camp Nou puede ser definitivo. Antes, no obstante, el Barça deberá jugar contra la Real Sociedad en San Sebastián.

Las estadísticas indican que Anoeta es un campo maldito para el Barça. El equipo azulgrana no gana en San Sebastián desde 2007. Desde entonces, ha empatado una vez y ha perdido en cinco ocasiones.

La gran crisis

La derrota más sonada del Barça fue la de enero de 2015. El día después estalló la gran crisis entre Leo Messi y Luis Enrique. El presidente del club, Josep Maria Bartomeu, y el entonces capitán, Xavi Hernández, tuvieron que mediar en el conflicto. Medio año después, el Barça festejaba la Liga, la Copa y la Champions.

El Madrid quiere invertir ahora la tendencia de los últimos años. En el Bernabéu hablan ya de un cambio de ciclo y algunos veteranos comparan la situación actual con la vivida en la temporada 2007-08. "Si ganamos en Barcelona, la Liga será nuestra", aseguran en el vestuario del Bernabéu.

En diciembre de 2007, el Real Madrid ganó al Barça con un gol de Baptista en el Camp Nou. Ese día, el equipo blanco logró una renta de siete puntos respecto al gran rival. Meses después, el equipo azulgrana cerró una temporada horrible y Rijkaard fue despedido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad