Jugadores del Real Madrid hablan de la decisión de salir de un crack del equipo

stop

El jugador tiene ofertas sobre la mesa

Líos de bandos en el vestuario del Real Madrid

31 de octubre de 2016 (17:25 CET)

No renueva. Tras dos meses ajetreados, el plan renove ha llegado a su fin en el Real Madrid. Después de cerrar el mercado de fichajes estival con el marcador a cero, Florentino Pérez se apresuró en hacer pasar por caja a las piezas más preciadas de la primera plantilla. Con la sombra de la sanción de la FIFA detrás de la oreja, el mandamás blanco no quería dejar el trabajo para última hora, así que llamó a los jugadores más trascendentes para que pasasen por su despacho. Una larga lista de futbolistas claves han pasado en las últimas semanas por el Santiago Bernabéu para alargar y mejorar su pacto. De hecho, el último en hacerlo ha sido Gareth Bale, quien ha prolongado su contrato hasta 2022.

La ausencia más sonada ha sido la de Francisco Alarcón. Inicialmente, estaba en los planes del presidente merengue que el malagueño pasase por su mesa para revisar su caso. Sin embargo, hasta el momento no lo ha hecho. Según desvela Ecodiario, el principal motivo de esta ausencia recae directamente en el propio jugador. Isco ha querido meter en la nevera su acuerdo, ya que no tiene claro su futuro en el club merengue.

El centrocampista no está contento con su rol dentro del equipo, su protagonismo es más que irregular, por lo que no sabe qué hará con su futuro. A día de hoy, Isco atraviesa por unas semanas dulces en el conjunto merengue, pero sin embargo, sabe que la veleta puede cambiar de un partido para otro. La sobrepoblación de jugadores para la medular ataca directamente al andaluz, por lo que antes de alargar su contrato con el Madrid quiere meditar sobre su futuro.

Espera el regreso de los intocables

Con las lesiones de Luka Modric y Casemiro haciendo estragos en el conjunto madridista, Isco está adoptando un protagonismo más que deseado. Sin embargo, el malagueño sabe que cuando ambos regresen, esta titularidad tiene todas las papeletas para desaparecer. Por ello, Alarcón trabaja dentro del terreno de juego pero no mueve ficha en los despachos. El centrocampista quiere esperar.

Esta decisión de Isco ha provocado la reacción de alguno de sus compañeros, ya que de no renovar, el '22' se marchará en verano sin dejar ni un euro en el saco merengue. Este movimiento estratégico no ha gustado a algunos pesos pesados del vestuario blanco, mientras que otros jugadores entienden el malestar del andaluz. Alarcón está entrenando y trabajando duro sobre el césped, por lo que si regresa a la recámara cuando vuelvan los intocables, su decisión será clara. Isco no quiere perder sus mejores años futbolísticos en el banquillo. En verano podrían mover ficha.