"¡Jódanse!", "La puta que te parió". El currículum completo de Cristiano en el Madrid

stop

El delantero portugués acumula insultos, menosprecios y desafíos durante su trayectoria como jugador madridista

Cristiano Ronaldo celebra uno de sus cuatro goles al modesto Malmoe en la Champions | EFE

28 de febrero de 2016 (17:44 CET)

Cristiano Ronaldo siempre ha sido un futbolista egocéntrico. El delantero portugués siempre ha exigido un trato de favor en el Real Madrid y se ha encarado con sus compañeros y con la afición en los momentos de máxima tensión. El sábado, tras la derrota contra el Atlético, CR7 cuestionó la calidad de sus compañeros y censuró el trato que recibe de los medios de comunicación y de la hinchada madridista. En el pasado ya protagonizó escándalos mayúsculos.

El Bernabéu, el mismo estadio que durante muchos años idolatró al astro portugués, ya ha pitado en varias ocasiones a Cristiano Ronaldo. El desencuentro comenzó la pasada temporada y se ha intensificado en los últimos meses, con las derrotas contra el Barça y el Atlético.

El liderazgo de Cristiano Ronaldo también es cuestionado en el vestuario madridista. El futbolista más crítico es, posiblemente, Gareth Bale. Entre ambos, la relación es meramente profesional. De respeto y poco más. Hace casi un año, en marzo de 2015, CR7 no celebró un gol del galés en un partido entre el Real Madrid y el Levante. Ese mismo día, desafió a la afición con una mirada retadora y mientras mascullaba un insulto: "Jódanse".

Insulto a la grada

Cristiano Ronaldo protagonizó escenas similares en el Real Madrid-Almería de la pasada temporada cuando no celebró un gol de Arbolea, el gran amigo de José Mourinho, y repitió su insulto a la grada.

Bale ha sido, habitualmente, el destinatario de las frustraciones de Cristiano Ronaldo. En Valencia, el portugués abroncó a su compañero, a quien también dedicó algunos gestos despectivos en un partido contra el Espanyol. En ese encuentro, se dirigió al mediapunta galés con un despectivo "la puta que te parió".

Censura a Casillas

Cristiano Ronaldo amplió sus quejas en el Atlético-Real Madrid de la pasada temporada que acabó con goleada rojiblanca (4-0). Ese día (febrero de 2015) arremetió contra Casillas tras encajar el primer gol.

Más ostensible fue su queja contra Mateu Lahoz en el Barça-Real Madrid de la pasada temporada. Ese día, se jugó la expulsión y una dura sanción. Durante el partido gritó reiteradamente al árbitro y se tocó los genitales mientras gritaba: ¿Te gusta eh, Mateu? La imagen dio la vuelta al mundo. Menos ofensiva fue su reacción tras ser expulsado hace un año en Córdoba. Aquel día optó por limpiar el escudo que acreditaba al Real Madrid como campeón del mundo de 2014 mientras era pitado por la afición andaluza.

Cristiano, además, no ha celebrado en varias ocasiones los goles de sus compañeros si en la acción previa ha fallado él ante portería.

Complicidad con Blanc

Esta temporada también ha desafiado a la afición del Real Madrid en algunos partidos. El día del Barça, además, se fue corriendo del campo sin saludar a nadie y renegando de todos. Y contra el PSG saludó muy cariñosamente a Laurent Blanc y al presidente del club francés. Estos dos gestos molestaron mucho a la hinchada madridista.

En el currículum de Cristiano hay más capítulos negros. El portugués quiere seguir siendo el líder del equipo, pero ya no desequilibra como antes y su comportamiento dista mucho del señorío que defiende el Real Madrid. Antes todos le reían las gracias. Ahora ya no cae simpático en el Bernabéu y, mucho menos, en el palco. Florentino Pérez ya prepara su salida.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad