“James Rodríguez está en una operación de Florentino Pérez” (y es de traca) | EFE

James Rodríguez se va: adiós al Bayern (y Florentino Pérez sabe dónde. Y hay sorpresa)

stop

El futuro del colombiano está decidido

28 de junio de 2018 (10:06 CET)

Decidido. El futuro de James Rodríguez está atado. El Bayern de Múnich hará efectiva la cláusula de 42 millones de euros que le desvinculará definitivamente del Real Madrid en cuanto termine el periodo de su cesión. Pero no será para quedárselo, sino para hacer negocio.

El centrocampista enamoró a Florentino Pérez en el Mundial de Brasil 2014. James fue una de las sensaciones del campeonato y el presidente madridista no dudó en pagar al Mónaco los 80 millones que los monegascos reclamaron por sus servicios.

James Rodríguez no encuentra su sitio

Los primeros meses del sudamericano en Chamartín fueron de lo más positivos. El crack firmó buenas intervenciones y todo apuntaba a que a medio/largo plazo sería uno de los líderes del equipo.

Pero con el transcurso de los meses el rendimiento de James fue de más a menos y Carlo Ancelotti, entonces entrenador del Madrid, empezó a dejar de contar con el ‘cafetero’. 

Con Rafa Benítez las cosas para James mejoraron ligeramente. De las 18 jornadas en las que el técnico español estuvo al frente del equipo, el media punta estuvo lesionado en ocho, pero fue titular en siete de los 10 partidos restantes.

Pero con la llegada de Zinedine Zidane el sudamericano fue teniendo cada vez menos protagonismo hasta que el asunto se convirtió en un problema en el vestuario, donde los cracks pedían su parcela de minutos.

Florentino decidió acabar con la controversia a final de temporada. “¿James o Isco?”, le preguntó al míster, que decidió quedarse con el ex del Málaga.

Zidane fulmina a James

Rodríguez fue cedido entonces al Bayern por dos temporadas, donde ha logrado adquirir el papel que no llegó a tener en el Real. James es uno de los fijos del equipo germano. De ahí que el director deportivo de la entidad alemana, Karl Heinz Rummenigge, tiene decidido pagar los 42 millones de euros que marca la cláusula de compra del futbolista en cuanto termine el periodo de cesión, el próximo verano. 42 ‘kilos’ a los que hay que añadir los 13 que los bávaros pagaron inicialmente por la cesión del colombiano.

Sinn embargo, los planes del Bayern no pasan por convertirlo en un estandarte del club, sino por darle salida y hacer negocio con su traspaso.

El Bayern de Múnich aprovecha la oportunidad

James no es muy del agrado del nuevo técnico, Niko Kovač. El míster alemán prefiere otro perfil para su nuevo proyecto y, en cuanto sea propiedad del club germano, será declarado como transferible.

El Chelsea es el mejor colocado para hacerse con sus servicios. En Londres le quieren como puntal para el equipo, que necesita una renovación profunda y ven en James el posible nuevo líder del equipo. Sobre todo si Eden Hazard hace las maletas. El belga quiere salir a un equipo que juegue Champions League la próxima temporada y este no es el caso del Chelsea.

Por su parte y también en Londres, el Arsenal es otro de los candidatos a llevarse al sudamericano. Unai Emery ve perfecta su incorporación para el nuevo proyecto de los gunners.

Con todo, el equipo que ponga sobre la mesa una oferta superior a los 55 millones que le costará su fichaje al Bayern, los bávaros darán el “ok” con los ojos cerrados.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad