James Rodríguez se las tuvo con Zidane en el Real Madrid-Chelsea

stop

La tensión del técnico con el colombiano se dispara

Florentino Pérez toma una decisión definitiva con James Rodríguez | EFE

30 de julio de 2016 (23:18 CET)

James Rodríguez está como una moto. El colombiano apuró sus vacaciones hasta el último minuto del último día para plantarse en la concentración del Real Madrid en EEUU con cara de póker.

Las cartas con el colombiano están marcadas. Florentino Pérez frena una salida que Zidane reclama desde el pasado enero. El francés no quiere al 'cafetero' en el Real. ¿El problema? Las ofertas sobre la mesa del presidente sacan los colores al mandatario.

El United avisa. James no vale más de 40 millones. El caché del jugador cayó en picado tras un último año calentando banquillo vestido de blanco. Florentino Pérez se enroca: pide 80 millones para evitar el bochorno. Y en el Old Trafford se parte de la risa.

Jorge Mendes se mueve. El agente/amigo de Rodríguez advierte al Real: la continuidad de Rodríguez tiene un precio. El pasado mes de septiembre el 'superagente' avisó al personal e la T4 del Bernabéu que el salario de James había quedado desfasado. Ahora vuelve a la carga. La argumentación es de lo más simple: si el Real no acepta la oferta del equipo de Mourinho a la baja, pero que multiplica la actual ficha del colombiano en el Madrid,  Florentino deberá rascarse el bolsillo para igualar las condiciones que llegan desde la Premier. Una tensión silenciadas que amenaza con estallar.

Zidane no se habla con James y James Rodríguez no se habla con Zidane. La incomunicación marca el día a día fuera de lo profesional. Las conversaciones entre ambos se limitan a lo estrictamente laboral. Aunque las puñaladas van que vuelan. La última que corre como la pólvora por el vestuario blanco estalló antes del Real Madrid-Chelsea. Rodríguez no disputará un solo minuto en la Supercopa de Europa. 'Zizou' quiere marcar al 'cafetero' con avisos directos. No tiene sitio en el Madrid. Ni lo tendrá. Isco, Lucas Vázquez y Morata están por delante. Todo dicho. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad