James Rodríguez pone precio a su casa de La Finca en Madrid

stop

El jugador colombiano rebaja el alquier de su chalet para marcharse en verano 

Las dudas de la continuidad de James Rodríguez en el Real Madrid | EFE

14 de marzo de 2017 (18:25 CET)

Busca inquilino. Como ya avanzó Diario Gol, James Rodríguez quiere quitarse de encima su lujosa casa en la zona de La Finca de Madrid. El crack colombiano sabe que su futuro en el club de Florentino Pérez es cuanto menos incierto, por lo que ya hace semanas que busca un nuevo inquilino para su mansión.

Sin embargo, parece que la cifra que James pide por el chalet no convence a nadie. El futbolista marcó en 17.000 euros el alquiler mensual durante el pasado verano, pero las ofertas no llegaban. Finalmente, es echó atrás. 

En los últimos días, el cafetero ha reactivado la operación salida. Para ello, ha tasado un nuevo precio a la baja: 15.000 euros. Según fuentes del vecindario, la casa de James recibió visitas en cuenta gotas. La cifra a pagar frenaba a los futuros inquilinos.

El centrocampista del Madrid no quiere deshacerse de la casa y no baraja otra opción que la del alquiler. Si su salida se acaba efectuando, el futbolista no descartaría regresar al club blanco. Siempre quiso triunfar en el Madrid. Pero necesita más minutos para contunar con su progresión. 

James sabe que su rol en el club merengue es más que secundario, por lo que Zinedine Zidane le pide al presidente madridista que le busque una buena salida. Y no solo eso, también un relevo. 

Hazard mataría dos pájaros de un tiro

Precisamente, Eden Hazard es el futbolista que suena como recambio del crack colombiano. El centrocampista ofensivo del Chelsea siempre gustó a Zidane y podría ser la gran bomba del próximo verano. 

No solo eso: el belga también podría solventar la papeleta de James con la casa. Hazard no tendría reparo en pagar los 17.000 euros que pedía James al principio, ya que llegaría a cuerpo de rey. Con un sueldo mucho más elevado que el del colombiano. 

James es consciente de ello, y ya mueve sus hilos. Al parecer, se ha puesto en contacto con las inmobiliarias Gilmar y Realizza que se pusieron en marcha para buscarle un nuevo inquilino para su chalet el pasado verano. 

No lo tienen demasiado difícil para vender el edificio de La Finca: un inmueble de 850 metros cuadrados, siete dormitorios, ocho cuartos de baño, diez plazas de garaje, sala de cine, piscina interior/exterior y gimnasio.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad