James Rodríguez pone dos equipos sobre la mesa del Real Madrid

stop

El internacional colombiano capta el mensaje y Jorge Mendes reactiva la 'operación salida'

El Barça entra en la carambola que saca a Cristiano Ronaldo del Real Madrid

26 de agosto de 2016 (17:47 CET)

El verano de 2016 se ha convertido en un auténtico calvario para James Rodríguez. El internacional colombiano ha sido ninguneado desde distintos frentes y solamente en su Colombia natal, a lo largo de la Copa América, recibió el apoyo y cariño que tanto anhela. En Madrid, va de disgusto en disgusto y se ha convertido en la gran víctima de las mentiras de Zinedine Zidane.

El entrenador del Real Madrid ha dicho en varias ocasiones que cuenta con James y que no se va a ir del Madrid. Se trataba de una estrategia para tratar de revalorizarlo en el mercado, pero ni con esas. Su caché se ha deteriorado y el club blanco se lo quiere sacar de encima recuperando buena parte de la basta inversión que llevó a cabo en 2014: 80 millones de euros.

Pero Zidane no es el único que se ha reído de James. También lo ha hecho Mourinho, que le llamó en varias ocasiones para convertirlo en un referente del Manchester United. Las dudas iniciales de James por el clima de Manchester y su deseo real de triunfar en el Madrid alejaron al entrenador portugués, que a la hora de la verdad lo dejó en la estacada. Como Carlo Ancelotti, que no ha querido saber nada de él, y muhco menos si ello implicaba la salida de David Álaba, ni Massimiliano Allegri para la Juventus.

La puja entre Arsenal y Chelsea

Sin embargo, en las últimas horas y tras los duros mensajes que ha vuelto a mandarle Zizou, Jorge Mendes ha reactivado la maquinaria. Hasta el punto de que en estos momentos hay dos clubes de la Premier League que estarían dispuestos a pagar en torno a los 50 millones de euros por James: el Arsenal y el Chelsea.

Los primeros están abordando otras operaciones costosas, como los fichajes de Mustafi (40 millones) y Lucas Pérez (20), con lo que no pueden hacer barbaridades por James. Esos 50 millones sería su tope máximo. El Chelsea, por su parte, no cuenta con un referente claro para esa posición y tiene más cash. Los rivales de James serían Cesc Fàbregas y Oscar.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad