James Rodríguez estalla contra Zidane en la previa del Real Madrid-Celta

stop

El 'pollo' del colombiano en el Santiago Bernabéu

Los jugadores del Real Madrid celebran el gol de Asensio en la Supercopa de Europa | EFE

27 de agosto de 2016 (22:10 CET)

El Real Madrid ha vuelto a hacer los deberes, aunque con carencias. Los hombres de Zinedine Zidane han vuelto a ganar en su segundo partido liguero, pero sin convencer. Y es que si la semana pasada debutaban en Anoeta con un contundente 0-3, este sábado han conseguido su primera victoria en casa frente al Celta por un ajustado y sufrido 2-1. Sin embargo, los tres puntos no le han sabido a gloria a todos los jugadores merengues, ya que la alineación de este segundo encuentro ha dejado de nuevo a un señalado: James Rodríguez.

Ya es la tónica de la temporada, el técnico galo no cuenta con el colombiano para su once titular. El centrocampista sudamericano regresó de sus vacaciones estivales con la idea de reconquistar a Zizou. La temporada pasada, James tuvo un rol más que secundario y su rol bajó en picado. Sin embargo, en el centenario de la Copa América, el jugador recuperó las buenas sensaciones y aprovechó los días libres de sol y playa para cargar las pilas. Con el optimismo como punto de partida, Rodríguez aterrizó en el stage del Madrid en tierras americanas. No encontró a un Zidane receptivo.

No cuenta para Zidane

Durante la pretemporada ya pintaban bastos para el colombiano. Y es que el francés dio luz verde a Florentino Pérez para dejar volar a James. Zizou ya avisó que el sudamericano no contaría para él. Y así fue. El club blanco ha jugado ya dos partidos ligueros, además de la Supercopa de Europa, y el cuerpo técnico no ha tenido en cuenta a James. El 'cafetero' se ha limitado a jugar los últimos minutos con el partido ya decidido. Y es que Marco Asensio, Lucas Vázquez e incluso Isco Alarcón le han pasado por delante. Este sábado, Modric, Asensio y Casemiro le han ganado el mano a mano y ha vuelto a ver el partido desde el banquillo. Rodríguez no salió hasta los últimos veinte minutos.

El sudamericano, que se vació en el campo, ve como su protagonismo baja y su caché cae en picado. Zidane se ha conertido en una barrera insalvable para un jugador al que espera la suplencia 'sine die' en el Real. Rodríguez no quiere bajar los brazos y darse por vencido, ya que su deseo es seguir y jugar en el Real Madrid, pero cada vez son más los que le aconsejan forzar su marcha. Un jugador de su calidad, no puede permitirse tener un papel residual. La suplencia ante el Celta fue un último gran mazazo para el fubolista que en la previa no dudó en confesar a los más próximos del vestuario que Zidane lo estaba echando del Madrid. Con Isco lesionado y sin la BBC, James esperaba estar en el once. Si ahora no tiene opciones, afirma, cuando vuelvan los que faltan puede terminar en la grada.

El técnico del Madrid, por su parte, se ciñe al discurso oficial -"James se queda"- para no devaluar más una venta que cae en picado en el mercado conocedor de las ganas de 'Zizou' de perderlo de vista y que se intentará hasta el final por petición expresa del galo. ¿El probelma? Uno. Las ofertas son a la baja. Y Florentino Pérez avisa: no regalrá al jugador. Mal final para Rodríguez. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad