Isco tiene una pelea muy fea con un crack del Real Madrid (“lo quería matar”)

stop

El jugador andaluz y su problemas en el vestuario blanco

13 de marzo de 2018 (15:38 CET)

Corren malos tiempos para Isco Alarcón en el Real Madrid. El jugador andaluz está arrinconado en el vestuario blanco, y más desde la última bronca que tuvo con el capitán, Sergio Ramos.

Tal y como informó Eduardo Inda en El Chiringuito de Jugones, todo se remonta a la derrota del Real ante el Espanyol en Cornellà-El Prat. La calma con la que Isco se marchó del campo al ser sustituido no le gustó un pelo a Ramos.

El Madrid estaba perdiendo y el centrocampista tardó 45 segundos en marcharse del césped. Al acabar el partido, tal y como explica Inda, el central blanco, muy enfadado, le recriminó su actitud delante de todos sus compañeros: “En el Madrid hay que salir corriendo del campo”, le dijo Ramos a Isco según el periodista. Es más, cuentan desde dentro del club que Ramos estaba tan encendido que “lo quería matar”.

De un extremo al otro

Y es que poco tiene que ver la actual situación del español ahora con la que tenía hace apenas unos meses. Isco fue uno de los jugadores que más rindieron y mejor le respondieron a Zinedine Zidane en la primera fase de la temporada.

Mientras los miembros de la BBC no respondían, Alarcón lo hizo, y muy bien. Pero con el paso de los partidos el andaluz fue perdiendo peso en el equipo y ha cavado siendo uno de los señalados por el vestuario.

Y todo es un problema de actitud. Según parece, el crack no está contento con su rol pero, en vez de intentar entrenar al cien por cien y demostrarle a su míster que puede ser importante otra vez, cuenta Inda que no, que ha decido dejarse ir y que no está poniendo nada por su parte para cambiar la situación.

Florentino Pérez le pone la etiqueta de transferible

Y Florentino Pérez ya ha tomado una decisión: Isco debe irse. Si comportamiento está intoxicando a un vestuario ya de por sí muy revuelto, y debe marcharse.

El presidente del Real Madrid ha tasado al andaluz en 150 millones de euros, sabiendo que, por mucho que si situación sea complicada en el Real, Alarcón sigue siendo uno de los mejores centrocampistas del planeta. Y no va a regalarlo.

De momento, Pep Guardiola y su Manchester City son los que más interés han mostrado. También el Chelsea ha preguntado por él. En apenas unos meses, cuando acabe la temporada, el futuro de Isco será develado. Eso sí, lo que está claro es que Ramos ya no apostará por su continuidad.