Isco Alarcón | EFE

Isco tiene una enganchada (y muy fea) con Brahim Díaz en el Real Madrid

stop

Alarcón llega al límite en el partido contra el Betis

14 de enero de 2019 (12:47 CET)

Otro banquetazo. Y ya van 13. Isco Alarcón volvió a quedarse en el banquillo desde el inicio en el choque que el Real Madrid disputó contra el Real Betis para cerrar la primera vuelta de la Liga (1-2). Y como en otras tres ocasiones, se quedó din jugar ni un minuto. Y es que los registros de Isco desde que Santiago Solari está en el equipo son de lo más preocupantes.

De los 15 choques  con el argentino, Isco solo ha sido titular en dos ocasiones: en la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa de Rey contra el Melilla (los blancos llegaban con una renta de 0-4) y en la sexta jornada de la fase de grupos de la Champions League contra el CSKA (el Madrid llegaba como primero de grupo). Es decir, dos partidos intrascendentes.

La situación de Isco Alarcón empeora

La desconfianza del míster en Alarcón es evidente. Sobre todo viendo que no contaba en sus planes a pesar de las lesiones de Marco Asensio, Bale, Kroos o Marcos Llorente.

En cambio, sí jugó, por ejemplo, Fede Valverde, que repitió en el once después de haber sido titular en la ida de octavos de la Copa del Rey contra el Leganés.

Y en el momento de los cambios Solari tampoco tuvo en cuenta a Isco. Salieron Dani Ceballos y Brahim Díaz. Y ojo, porque esta última entrada mosqueó mucho al de Arroyo de la Miel.

Brahim Díaz deja a Isco en evidencia

Era el segundo partido del recién llegado del Manchester City y ya le pasó la mano por la cara a Isco. Y este gesto molestó mucho a Alarcón. Por sus orígenes compartidos, se conoce que su relación es estupenda. Pero en lo deportivo Isco sabe que tiene en Brahim un problema gordo.

El protagonismo que está cogiendo puede ser el detonante de su salida en verano. Y es que como ha apuntado Diario Gol en varias ocasiones, a Isco no le quedan aliados en la entidad de la capital.

Isco Alarcón se queda solo

El periodista Juan Luis Galiacho apuntó en un artículo publicado en El Confidencial en el vestuario le tienen cruzado. “Isco tiene dobleces como persona” y muchos “le consideran un traidor”.

Mientras tanto, muchos consideran que Isco tampoco demuestra estar a la altura cuando sale al césped. A veces, saliendo fresco desde el banco, es incapaz de llegar a balones en pugnas con jugadores que llevan disputando los 90 minutos.  

Y ojo: en el vestuario no olvidan que se publicara una foto de Isco a punto de irse a celebrar el Halloween mientras el equipo se la jugaba en Melilla.

Resultado de imagen de isco halloween

Isco apuntó que la foto se la tomó en otro momento, pero nadie se lo cree. No tendría sentido que Isco hubiera celebrado Halloween “en otro momento”.

Mientras tanto, en la directiva tienen muy presente que amenazara con ir al Barça para lograr una mejor renovación de su contrato.

Y atención, en la grada todavía no le perdonan el día que se les encaró, en el partido contra el CSKA.

Un cúmulo de circunstancias que, si algo no cambia en gran medida de aquí a final de temporada, será el propio Florentino Pérez el que le ponga el lazo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad