Isco | EFE

Isco tiene el enemigo en el Real Madrid (o “Mejor con Modric”. Y no es Lopetegui)

stop

El andaluz está en el punto de mira de un peso muy pesado

03 de septiembre de 2018 (14:10 CET)

Isco Alarcón es uno de los futbolistas que más felices se las vio cuando se cerró el traspaso de Cristiano Ronaldo a la Juventus de Turín.

El centrocampista nunca tuvo buena relación con el crack portugués. Así se podía comprobar en cada gol que anotaba uno de ellos y el otro estaba sobre el terreno de juego. Y es que ninguno se acercó al otro eufóricamente a celebrar ninguno. Como mucho se les veía acercarse a la piña y chocar los cinco con algunos compañeros. Pero nada más.

Cristiano Ronaldo Villarreal isco

Isco y Cristiano Ronaldo no se podían ni ver

El de Madeira nunca tragó al de Arroyo de la Miel. CR7 consideraba que Isco le robaba protagonismo. Para el portugués, Isco retenía demasiado el balón y ralentizaba el juego, impidiendo que las jugadas llegaran hasta su posición.

Además, siempre lo consideró un traidor en el vestuario. El Balón de Oro/The Best nunca escondió su opinión acerca de que el ex del Málaga era uno de los chivatos del presidente y del míster, y que le faltaba tiempo para rajar todo lo negativo sobre algunos de sus compañeros.

Por su parte, Isco veía a Ronaldo como un lastre para el equipo. El centrocampista siempre denunció a sus allegados el exceso de ego y protagonismo que acaparaba el crack y que ello era contraproducente para el equipo, que se veía limitado a las decisiones y acciones de CR7.

Además, con Cristiano en el campo aumentaban las posibilidades de que Zidane dispusiera un 4-3-3, lo que le dejaba pocas opciones a Isco. Para que el galo lo metiera en el once debía sentar a Luka Modric y a Toni Kroos.

Pero el luso se fue y a Isco los ojos le hicieron chiribitas. Se marchaba un peso muy pesado, lo que permitiría coger más peso en la plantilla, mientras que no tendría al lado a un compañero que nunca le tragó.

El nuevo enemigo de Isco en el Madrid

Pero Isco no se ha quedado sin enemigos en el Madrid. Todo lo contrario. A falta de Cristiano apareció Gareth Bale.

El galés no esconde que en el campo se siente “mejor con Modric”. El croata regresó al once inicial contra el Leganés y Bale se sintió mucho mejor con el de Zadar. Y así se lo ha trasladado a Julen Lopetegui y compañía.

Será tarea del míster evitar que las rencillas entre los dos cracks empiecen a surgir y encontrar la manera de que Isco se entienda mejor con Bale sobre el terreno de juego, si el vasco no quiere revivir los problemas que tuvo Zidane con Isco y Cristiano.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad