Isco tiene al enemigo en casa: “Es un traidor” (y los cracks que quieren echarlo del Real Madrid)

stop

El andaluz, cada vez más sólo en el vestuario blanco

11 de febrero de 2018 (15:19 CET)

Isco está en su peor momento desde que llegó al Real Madrid. El andaluz ha perdido protagonismo con el paso de la temporada y ahora ya está instalado de forma permanente en el banquillo.

Zidane le ha perdido la poca confianza que tenía en él y no le está dando muchas oportunidades. El problema para el andaluz es que no es tan sólo su entrenador quién le ha puesto la cruz, otros cracks del Real no quieren saber nada de él, no tienen feeling.

Jugadores como Karim Benzema, Marcelo, Cristiano Ronaldo, Casemiro o Gareth Bale le están dando la espalda. Lo quieren fuera. Entre otras cosas, tal y como publica el Extraconfidencial, por la mala fama de Alarcón.

Informes negativos

Y es que tal y como declara Juan Luis Galiacho en el citado medio, “Isco colecciona informes negativos como persona". Va más allá: “Es un futbolista de gran calidad técnica pero de informes negativos como persona. Informes que hablan sobre su comportamiento y lealtad como compañero, que le ha ocasionado serios disgustos en el vestuario blanco".

Y lo remata: “Isco es un jugador de gran calidad técnica pero con grandes dobleces como persona dentro del vestuario, donde se le considera por algunos como un traidor”.

Viene de lejos

El caso es que ya buena parte de la plantilla sentenció al español hace unos meses. Un grupo de crack con Cristiano al frente, se posicionaron de una manera muy clara a favor de james Rodríguez cuando en el club dudaban entre si echar al colombiano o al andaluz.

Finalmente Pérez metió mano y apostó por un Isco que está más que sentenciado. Al menos si sigue Zidane. El propio centrocampista ya le ha dicho a Florentino que o bien Zizou hace las maletas a final de temporada, o él se irá.

Pep Guardiola, entre otros, está pujando muy fuerte por Isco y el jugador se lo está pensando, y mucho.

La afición explota

Un Isco al que la afición esta dejando de apoyar. Si bien a principio de temporada el español ganó minutos y aplausos, en este momento ya son muchos los que le tachan de traidor.

“Solo desestabiliza” o “si no le gusta que se vaya” son un buen ejemplo de que Alarcón está cada vez más arrinconado. Y no sólo en Valdebebas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad