Isco lo suelta todo  | EFE

Isco tiene al enemigo dentro del Real Madrid (“No lo puede ni ver”)

stop

El crack español está que trina con uno de los suyos

07 de noviembre de 2017 (14:41 CET)

El mal inicio del Real Madrid en lo que va de temporada está causando ya los primeros roces dentro del vestuario blanco. Los malos resultados están dejando entrever que algo no funciona bien de puertas hacia dentro.

Uno de estos roces tiene como protagonista a Isco. El malagueño, que está cuajando un excelente inicio de temporada- de hecho es de los pocos que se salvan del equipo- y eso no está sentando nada bien a un crack. Nada más y nada menos que a Cristiano Ronaldo.

El portugués y el español tienen una relación muy mala. Y no es una cuestión que se quede en Valdebebas. Dentro del terreno de juego la tensión entre los dos es más que evidente. Basta con recordar como Isco ni se acercó a agradecerle al portugués el buen pase que le dio para que marcara el 3-0 ante Las Palmas en el último partido en el Bernabéu.

Y no solo eso. En la anterior jornada de Liga ante el Girona, el andaluz marcó tras un rechace del portero a un chut de Cristino y Alarcón lo celebró como si fuera suyo. El enfrentamiento es evidente. Es más, desde el entorno del jugador español ya apuntan a que Isco “no lo puede ni ver”.

Viene de lejos

Pero este choque de trenes no es cosa de hace unas semanas. Todo empezó a finales de la temporada pasada. Desde las oficinas del club tenían un problema: Isco o James Rodríguez tenían que salir. Uno de los dos debía hacer las maletas y fue en ese momento en el que Cristiano apostó por James, un jugador con el que sí que se entendía en el terreno de juego.

Finalmente fue el colombiano quién se fue e Isco se quedó. Pero la traición de Ronaldo es algo que el español aún no ha olvidado, ni siquiera perdonado. El centrocampista tiene memoria y, por mucho tiempo que pase, ese episodio ha quedado grabado en su memoria.

Cris quiere que vuelva Bale

Por su parte el de Madeira está esperando con muchas ganas que Gareth Bale se recupere y de esta forma Isco vuelva al banquillo. CR7 es consciente de que el juego del galés, que abre mucho el campo y crea espacio, le benéfica mucho más que el del español, que suele moverse más por dentro.

Veremos cómo Zinedine Zidane gestiona un problema que no hace más que meter aún mayor presión a un vestuario cada vez más dividido.