Isco Alarcón le hace una contraoferta a Florentino Pérez | EFE

Isco se la lía a Florentino Pérez (y la sorpresa inesperada en el Real Madrid)

stop

El andaluz da un golpe en la mesa

04 de septiembre de 2017 (09:56 CET)

Asignatura pendiente. Isco Alarcón sigue sin renovar su contrato con el Real Madrid. El andaluz termina su compromiso con el equipo blanco el próximo 30 de junio, pero las partes todavía no han cerrado la continuidad del centrocampista.

Los responsables están convencidos de que en las próximas semanas ambas partes estamparán sus firmas en el nuevo acuerdo, pero lo único cierto hasta ahora es que, si no se cierra la operación antes del 31 de diciembre, Isco podrá empezar a negociar su salida con la carta de libertad con cualquier club a partir del 1 de enero.

Se deja querer

No es la primera vez que Alarcón acapara todos los focos en el asunto de su continuidad. El ex del Málaga ya estuvo en el punto de mira en este asunto a mediados de la temporada pasada.

El de Benalmádena no estaba teniendo el protagonismo esperado y su futuro apuntaba cada vez a estar más lejos del Real Madrid.

Sin ir más lejos, el Manchester City le ofreció una ficha de crack si aceptaba viajar a la Premier League este mismo verano, mientras que desde el FC Barcelona le pidieron que esperara un año en Concha Espina para poder salir gratis el verano que viene rumbo al Camp Nou.

Pero poco a poco empezó a cobrar protagonismo, siendo una de las piezas clave del último tramo de la temporada. Su presencia en el equipo ha tenido continuidad en el presente curso y se disiparon las dudas que todavía podían hacer dudar a Isco de seguir o no en el Madrid. No obstante, no lo hará a cualquier precio.

Florentino Pérez ya presentó una primera oferta de seis millones de euros al año, con un contrato hasta el 2022 y una cláusula de 700 millones de euros. Pero el andaluz a consideró insuficiente.

Isco toma las riendas

Las actuaciones de Isco en los últimos partidos han sido una sorpresa inesperada que, según el jugador, han disparado su cotización. Más aún si teniendo en cuenta que finaliza su contrato en el 2018. Asimismo, las pretensiones del media punta alcanzan los 10 millones de euros entre fijos y variables.

Una contraoferta que Florentino tendrá que aceptar si no quiere ver como Isco sale en globo hacia otro club a coste cero.