Isco Alarcón | EFE

Isco saca a un capo del Real Madrid de su círculo de intocables

stop

El andaluz pone la cruz a un peso muy pesado

17 de septiembre de 2018 (15:08 CET)

Molesto. Isco Alarcón no salió contento de San Mamés, después del empate del Real Madrid contra el Athletic Club (1-1).

El andaluz fue el autor del tanto del empate, pero salvar los muebles no fue motivo de satisfacción para el futbolista de Arroyo de la Miel. Todo lo contrario.

Isco Alarcon athletic

Isco señala a Lopetegui con su gol

El tanto le sirvió al andaluz para mandar un mensaje a Julen Lopetegui. El técnico vasco lo había dejado en el banquillo desde el inicio, lo que mosqueó y mucho al centrocampista.

Sin ir más lejos, Isco no había jugado ni un minuto en la goleada de España a Croacia (6-0), a diferencia de Dani Ceballos, que fue titular con la Roja de Luis Enrique. En cambio, el titular fue el de Utrera y no el malagueño.

Así las cosas, el tanto fue más un gesto de rabia que un motivo de alegría para Alarcón. Un tanto que celebró más por haber dejado en evidencia al míster que por lo que significaba para el equipo. Y es que la suplencia ha generado cierta tensión entre Lopetegui y el crack andaluz.

Isco pone la cruz a Lopetegui

Una suplencia que sorprendió, sobre todo, por la buena relación que tenían el técnico y el futbolista, y es que muchos tenían a Isco como uno de los niños mimados del míster. De ahí que Alarcón se sintiera engañado. Y ojo, porque el ex del Málaga no es alguien a quien se le olviden las cosas. Le cuesta dejar el rencor a un lado.

Así lo reflejaba el periodista Juan Luis Galiacho en un artículo publicado en El Confidencial, en el que apuntaba que  "Isco colecciona informes negativos como persona".

“Es un futbolista de gran calidad técnica pero de informes negativos como persona. Informes que hablan sobre su comportamiento y lealtad como compañero, que le ha ocasionado serios disgustos en el vestuario blanco ", añadía el periodista.

"Isco es un jugador de gran calidad técnica pero con grandes dobleces como persona dentro del vestuario, donde se le considera por algunos como un traidor", concluía Galiacho en su artículo. Con todo, parece que Lopetegui, tras su decisión, enfilará la puerta de salida del círculo de Isco. El centrocampista le ha puesto la cruz.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad