Isco planta cara a Zidane

stop

El centrocampista vuelve por sus fueros y se siente el señalado por el mal juego del equipo

Isco Alarcón

14 de marzo de 2016 (12:47 CET)

El futbolista del Real Madrid Isco Alarcón se siente, de nuevo, señalado. Así era con Rafa Benítez, con quien ni siquiera jugó en sus últimos partidos en el banquillo, y así es con Zinedine Zidane, a pesar del intento de recuperación que Zizou ha tenido con él. El cambio en Las Palmas sentó mal, muy mal a un jugador que no entiende por qué parece ser él el culpable de la situación.

Zidane dio entrada a Kovacic por Isco en el 60'. Su segunda parte era como la del resto de sus compañeros, mala, y así lo recordó el técnico en sala de prensa. Pero de entre todos, el elegido fue él. Así que frunció el ceño cuando vio su dorsal en la pizarra electrónica (Pepe intentó calmarlo), llegó al banquillo y tiró el abrigo, una botella de agua y las espinilleras. Cazado por las cámaras.

Isco plantó cara a Zidane con sus gestos y en palabras que mantuvo con el técnico en vestuarios. No entiende por qué él es el cambio fácil cuando hay otros compañeros que también se arrastran por el campo. El partido de Isco en el Gran Canaria fue plano, a pesar de la asistencia en el 0-1. Y su recambio no rindió mucho mejor. La Eurocopa se le escapa, mientras es incapaz de reconducir su vida fuera de los campos de fútbol. Frustración.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad