Isco pide la cabeza de un crack para seguir en el Real Madrid 

stop

La exigencia del malagueño para renovar

La amenaza de Isco que enfrenta a Florentino Pérez y a Zinedine Zidane | EFE

27 de abril de 2017 (19:21 CET)

Contactos sobre la mesa. Quedan menos de dos meses para que la temporada baje la persiana definitivamente y el Real Madrid sigue sin resolver la renovación de Isco Alarcón.

Tras un plan renove de lo más trabajado, la estampa del centrocampista malagueño es la ausencia más sonada. De hecho, hace meses que el andaluz y los responsables merengues negocian para poner el broche de oro a la continuidad del joven, aunque el acuerdo no llega.

El cuento de nunca acabar

Mientras que para el Madrid retener a Isco se ha convertido en una prioridad, el jugador se ha dejado querer por sus principales pretendientes durante los últimos meses.

Especialmente el Manchester City y el Barça han aprovechado que Alarcón metió su renovación en la nevera para rondarle. Y es que varias fueron las voces que aseguraron que tanto Pep Guardiola como los culés querían a la perla en sus filas.

Como era de esperar, los responsables blancos reaccionaron. Florentino Pérez no se tomó de la mejor manera este flirteo, aunque viendo el rendimiento del crack sobre el terreno de juego, los ánimos se calmaron.

A día de hoy, parece que las posiciones se van acercando. Los contactos van en buena dirección. Ahora bien, Isco no firmará tan fácilmente. El deseo del merengue es seguir vistiendo de blanco, aunque con una condición sine qua non: quiere tener mayor protagonismo.

Más allá de dinero, el gran hándicap en esta renovación tiene que ver con el papel de Alarcón sobre el verde. En las últimas semanas, el andaluz ha ganado mayor visibilidad, por lo que los ánimos se han calmado.

Ahora bien, una de las exigencias del jugador para seguir en el Bernabéu tiene que ver con los fichajes: no quiere que ningún crack de primer nivel llegue para ocupar su demarcación.

Protagonismo total

Con Luka Modric, Toni Kroos y Casemiro las plazas están limitadas. Así pues, si llega otro refuerzo la situación aún será más amarga. Por ello, el nombre que no quiere ni oír es el de Eden Hazard.

El malagueño es consciente de que si el gran capricho de Zizou llega al Madrid, sus posibilidades de hacerse con la titularidad caerán en picado. Si Florentino paga una morterada al Chelsea por el belga, está claro que será para ser titular.

Así pues, si quieren retener a Isco, deben cerrar las puertas a grandes cracks para su demarcación. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad