Isco | EFE

Isco o el feo (muy feo) que pone a Florentino Pérez al límite

stop

El crack andaluz y el lío en el club blanco tras la derrota en la Supercopa

16 de agosto de 2018 (17:10 CET)

La derrota del Real Madrid el pasado miércoles ante el Atlético de Madrid en la Supercopa de Europa ya ha tenido las primeras consecuencias. De hecho, el varapalo que se llevaron los blancos, que pasaron de tener el partido ganado a ver como los de Diego Simeone arrasaban en la prórroga, ha sido de los gordos.

Tanto que en la capital no son pocos los que van buscando culpables. Algunos apuntan al banquillo, otros a la directiva. Pero, sin duda, quienes más ‘palos’ están recibiendo son algunos de los pesos pesados de la plantilla de Julen Lopetegui.

Entre ellos el que está destinado a guiar al equipo en el ataque y ser la referencia arriba: Gareth Bale. El galés, que estuvo prácticamente desaparecido durante el choque ante los rojiblancos, es uno de los señalados. Y no sólo por parte de los aficionados. De puertas hacia dentro el lío con el extremo también es de los gordos.

Isco pone a Florentino Pérez al límite

Y es que buena parte del vestuario, capitaneado por Sergio Ramos e Isco Alarcón, han alzado ya la voz en contra de Bale. El mal rollo que tienen los dos cracks con el de Cardiff fuera del terreno de juego ha tomado una senda peligrosa: su entendimiento en el césped es casi nulo.

Gareth Bale | EFE

Y claro, teniendo en cuenta que Alarcón y bale son dos de las piezas que tiene Lopetegui para hacer carburar a su Madrid, el problema no es menor. La falta de sintonía entre el extremo y el resto de sus compañeros es más que evidente, algo que pone en el punto de mira a Florentino Pérez.

El lío es muy feo y el presidente, que para lo bueno y para lo malo es el responsable de lo que ocurre en su club, se está llevando también un buen número de críticas antes su inacción este verano.

El lío en el Real Madrid

Florentino fue el que dio el ‘ok’ definitivo a la marcha de Cristiano Ronaldo asegurando que, con galones y confianza, Bale podría dar ese paso definitivo y ser el nuevo líder blanco.

Visto lo visto ayer, y teniendo en cuenta que no parece que la relación entre el galés y los otros pesos pesados vaya a variar sustancialmente en los próximos días, Florentino tiene un problema gordo.

De momento quedan aún días para acometer alguno fichajes de altura que mejoren las prestaciones de la actual plantilla de Lopetegui. Y, como Isco, Ramos y compañía saben, o bien el presidente se pone las pilas y ficha a un crack para la delantera, o el Madrid lo pasará muy mal.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad