“Fichaje cerrado” Bale, Isco y Sergio Ramos lo saben (y viene en enero) | EFE

Isco o “¿Contamos la verdad?” Bale lo sabe. Sergio Ramos también. Y un chivato lo larga todo en el Real Madrid-Roma

stop

El equipo de Julen Lopetegui pasa por encima de los italianos en el estreno en la Champions League

19 de septiembre de 2018 (23:03 CET)

El Real Madrid venció a la Roma (3-0) en el estreno de los blancos en la fase de grupos de la Champions League. El campeón de Europa empezó la defensa del título sumando tres puntos ante uno de los semifinalistas del año pasado.

Julen Lopetegui salió con Isco Alarcón en el once en detrimento de Marco Asensio, que tras ser titular en todos los partidos que el Madrid ha disputado esta temporada, empezó desde el banquillo.

El conjunto blanco pasó por encima de la roma desde el primer minuto del partido. Gareth Bale, Toni Kroos, Isco, Sergio Ramos… Pocos fueron los jugadores que no pusieron a prueba a Robin Olsen y a la defensa romana.

Isco abre el marcador

Isco Alarcon Roma

No fue hasta el minuto 45 que el Madrid no abrió la lata. Isco transformó una falta desde la frontal ante la que Olsen ni se movió. El andaluz hacía así justicia a lo visto sobre el césped, donde la Roma casi ni hizo acto de presencia. No obstante, un dato. De los 17 disparos que realizó el Real solo cuatro fueron entre palos.

En la segunda parte el Madrid salió dormido y los visitantes intentaron sorprender. Keylor Navas, que estaba muy despierto después de que Lopetegui le diera la titularidad en la Champions, desvió a córner la ocasión más peligrosa hasta el momento de los romanos.

Pero el Madrid no tardó en responder. Bale envió un balón al palo y volvió a meter al equipo blanco en el partido.

Bale abre brecha

Eusebio di Francesco metió los primeros cambios, pero no importó. El guión era el mismo. Y en el 58’, Bale ponía tierra de por medio con el 2-0.

Gareth Bale roma

La Roma desapareció y  Lopetegui echó mano del banquillo. Metió a Marco Asensio por Karim Benzema; a Mariano por Bale y a Dani Ceballos por un espléndido Luka Modric, que firmó una actuación de 10 y se llevó la ovación del público.

Mariano debuta cerrando la cuenta

Pero el partido no murió ahí. Mariano quería decir algo en su estreno desde su regreso al Madrid y vaya como lo hizo. El canterano recortó en el pico del área y soltó un zapatazo ante el que Olsen no pudo hacer nada.

La mejor forma de cerrar el debut del Madrid en la fase de grupos de la Champions. La mejor forma de empezar la defensa del título.

Cristiano Ronaldo, ‘presente’ en el Santiago Bernabéu

Tres puntos y una actuación que dejó a un señalado por el camino. “¿Contamos la verdad?”. Los jugadores blancos dejaron en evidencia a Cristiano Ronaldo. Un CR7 que, por cierto, este miércoles fue expulsado en su estreno con la Juventus de Turín en la Champions por mala conducta.

Cristiano Ronaldo juve champions 1

El luso ya no está para chutar las faltas y los penaltis. Pero da igual. Está Isco, que demostró que sabe lanzar las faltas igual o mejor que el de Madeira.

O Ramos, que ha dejado claro que es un excelente lanzador de penaltis. Y es que ahora los demás también pueden participar de los lanzamientos a balón parado.

Cristiano Ronaldo no hace falta

El portugués tampoco está para marcar goles. Pero también da igual. Bale también ve puerta con la misma facilidad. O Mariano, que no ha necesitado más de 20 minutos para deslumbrar a Europa con un golazo.

Una opinión que comparten muchos en el vestuario blanco, donde sienten que han estado en los últimos años bajo la ‘dictadura’ de Ronaldo, que quería hacerlo todo pero en realidad entorpecía lo que podían aportar los demás. Un Ronaldo al que sienten que no necesitan para ganar la Liga de Campeones. Y es que la “verdad” es que CR7 no hace falta.

Cristiano Ronaldo juventus expulsion

Florentino Pérez saca pecho

Pero no todos se esconden. Florentino Pérez saca pecho en el palco y no tiene problemas en explicar la “verdad”. Los resultados y las actuaciones del equipo le están dando la razón en la venta de Cristiano.

Parece que los goles de Cris no valían tanto como aguantar su ego. El presidente presume de no echarlo de menos. Ni al luso ni a Zinedine Zidane.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad