Isco a Marco Asensio y Sergio Ramos : “Se queda” (o los indultos de Lopetegui en el Real Madrid)| EFE

Isco no perdona a Cristiano Ronaldo (y te contamos por qué)

stop

El malagueño vive un momento de forma excepcional

04 de octubre de 2017 (16:55 CET)

 

Isco Alarcón pasa por uno de sus mejores momentos en el Real Madrid. Desde que aterrizara en el Santiago Bernabéu, el malagueño ha sido protagonista de diferentes subidones y bajones de forma. Ahora vive instalado en la excelencia.

A golpe de magia, el 22 madridista se ha ganado a pulso la titularidad y una renovación millonaria. Sus controles imposibles, su facilidad para el regate y su redescubierta capacidad goleadora le hacen un futbolista diferente, especial.

El chaval que aterrizó en el Madrid de Ancelotti dando muestras de un gran talento pero también de irregularidad y desconexión mental en los partidos es ya todo un hombre. Un jugadorazo que marca diferencias.

Tanto es así, que Isco se ha convertido en el líder de un grupo de jóvenes futbolistas españoles que siguen su camino paralelamente. Carvajal, Nacho, Asensio y Ceballos forman un grupo de jugadores que han destacado en las categorías inferiores de España y se han hecho un hueco en el Real Madrid.

Isco es quien goza de mayor reconocimiento y así se ha visto demostrado en la clausula puesta a su nuevo contrato. Sólo saldría de Chamartín por 700 millones de euros.

Desde su cima, Isco mira a los ojos sin problemas a Toni Kroos, Luka Modric o Karim Benzema. Y hacia el escalón inalcanzable construido para Cristiano Ronaldo, Isco mira con amargura. El paso de los años no hace olvidar que el luso le quiso fuera del equipo.

Un inicio dificil

Nada más fichar por el conjunto blanco, Isco pidió jugar por banda izquierda, el campo de actuación de Cristiano Ronaldo en esos momentos. El malagueño y el portugués no se entendían, e Isco acabó relegado a la banda derecha o asumiendo funciones de interior.

Su cambio de posición se produjo para beneficiar a Ronaldo, y la falta de adaptación de Isco a sus nuevas posiciones le impidió rendir a su mejor nivel. El mismo futbolista que ahora tiene una clausula prohibitiva, estuvo a punto de salir a la Juventus por 40 millones de euros.

El de Arroyo de la Miel apretó los dientes para no salir de España y estar junto a su familia. Ahora pasa por un momento excepcional, pero no olvida que la influencia de Cristiano pudo haber truncado su sueño.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad