Isco Alarcón tiene las cosas muy claras  | EFE

Isco menosprecia a Cristiano Ronaldo con un feo que lía la de Dios en el Real Madrid

stop

El gesto del andaluz que incendia el vestuario de Zinedine Zidane

06 de noviembre de 2017 (13:33 CET)

Mal ambiente. La relación de Cristiano Ronaldo con el clan de los españoles no es nada buena. Isco Alarcón, Marco Asensio, Lucas Vázquez, Dani Ceballos… El luso apunta que entre ellos intentan manejarlo todo para dejar en ‘fuera de juego’ al delantero.

Por su parte, los jóvenes cracks tampoco tiene ningún feeling con CR7. Le acusan de jugar por decreto y señalan que cualquier jugador en su estado de forma y con su bajo rendimiento no saldría del banquillo.

Los dos bandos intentan mantener las formas en el día a día. Sobre todo en los entrenamientos en los que hay cámaras al acecho. Pero de puertas para dentro la relación es nula con ciertos tintes de tensión.

Los nacionales y el portugués no se hablan y se intentan hacer la cama a diario unos a otros. Sobre todo por parte de los primeros al segundo, al que en cada partido vemos algún intento de dejarlo en evidencia. No solo están hartos de mal juego del delantero, sino también de que a pesar de que esté muy lejos de su mejor versión, siga dando muestras de superioridad ante los demás. Y para prueba un botón.

Feo en pleno partido

Así ocurrió en el choque ante el Las Palmas. Concretamente en el tercer gol del equipo anotado por Isco Alarcón. El malagueño anotó a placer el tanto que sentenciaba el partido después de un pase magistral y medido de Cristiano.

No siendo un gol in extremis y después de que Cris se lo pusiera en bandeja, muchos esperaban que el centrocampista fuera a celebrar el tanto con el luso en forma de agradecimiento. Pero nada más lejos de la realidad.

El andaluz se dirigió a celebrarlo con la grada, a la que dedicó varias reverencias, y con el resto de compañeros, a quien se abrazó efusivamente, ignorando por completo al Balón de Oro. Así Alarcón, no solo no le agradeció el pase a Cris sino que intentó dejarlo fuera de la ecuación del gol.

Está solo

Mientras tanto, Ronaldo miraba el espectáculo desde lejos y con un gesto extremadamente serio, en una escena que retrataba a la perfección en qué punto está la relación del ‘7’ blanco con Isco.

Al luso no le molestó tanto que le ignoraran en la celebración como el hecho de que en otras ocasiones esta mala relación haya afectado al juego del equipo.

A Cristiano le da igual que no le agradezcan las asistencias, pero no que el clan de los españoles decidan jugar entre ellos como si CR7 no estuviera, independientemente de lo que necesite el equipo. Ese no es el camino y así lo señaló Cristiano nada más llegar al vestuario.

No te pierdas el vídeo del feo de Isco Alarcón.