Isco o la reunión con Florentino Pérez: “Fíchame” (y es porque quiere cargarse a Messi)| EFE

Isco la lía en la vuelta a Madrid con un feo (muy feo)

stop

El centrocampista blanco monta el pollo después de la final

27 de mayo de 2018 (11:22 CET)

Está más fuera que dentro. Tal y como apuntaba Diario Gol este sábado, Isco Alarcón tiene decidido que su futuro no está en el Real Madrid el próximo curso.

El centrocampista se ha quedado casi sin aliados en el vestuario blanco. Tal y como explicaba el periodista José Luis Galiacho, “algunos miembros del vestuario del Madrid consideran a Isco un traidor”.

Isco, señalado por jugadores, técnicos y directivos

Asimismo, el cuerpo técnico también perdió la confianza en él. Zidane le escogió por delante de James Rodríguez el pasado verano, cuando Florentino le dio a elegir entre el colombiano y el de Benalmádena. Pero el galo esperaba más de Isco y se siente decepcionado con el futbolista.

Tampoco en la directiva están muy contentos con el andaluz. Los responsables no olvidan el órdago que les lanzó la temporada pasada. Alarcón terminaba contrato el próximo mes de junio y amenazó a los mandatarios que si no le pagaban lo que quería se iría el pasado verano a low cost o esta temporada a coste cero. Incluso puso el nombre del Barça sobre la mesa, avisando de que los culés eran  una de sus opciones de futuro.

Pese a todo, no ha dejado de tener minutos. El centrocampista ha sido uno de los que ha dispuesto de más partidos y oportunidades. Sin embargo, siempre es el sustituido, así como sabe que si llega un galáctico será carne de banquillo.

Isco está más fuera que dentro

Por eso hace semanas que el jugador está con la cabeza en otra parte. Este sábado, por ejemplo, no encajó nada bien el cambio. Su cara en el camino al banquillo y al término del partido lo decía todo. Isco estuvo aislado en las celebraciones. Levantó la Champions junto al resto de sus compañeros, pero luego estuvo a su bola, como si la fiesta fuera con él.

Isco Alarcon Kiev

El media punta está pensando en la oferta que tiene sobre la mesa del Manchester City y de la que ya tienen constancia en los despachos del Madrid. De hecho, Florentino ya ha dado el “ok”, pero con la condición de que los británicos suelten los 80 millones de euros que pretende por su traspaso.

No se producirán movimientos en este sentido hasta después del Mundial de Rusia, pero ya presiona para salir y todo apunta a que la situación de Isco cambiará por completo en pocas semanas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad