Isco Alarcón y Santiago Solari| EFE

“Isco es un sinvergüenza”. Sergio Ramos o pelea (y de las gordas) en el Real Madrid

stop

El andaluz protagoniza otro episodio reprobable que lo acerca un poco más a la puerta de salida

05 de febrero de 2019 (10:24 CET)

Que Isco Alarcón no sea titular con el Real Madrid ya no es noticia. EL andaluz se ha convertido en un suplente habitual para Santiago Solari. Si el de Arroyo de la Miel había ganado algún galón desde su llega a Chamartín en el 2013, desde la llegada de Santiago Solari los ha perdido todos.

Unas fuentes apuntan que el míster no considera que merezca tener minutos y que todo radica en las decisiones técnicas del míster.

Otras señalan que el que Isco pase más tiempo ene l banquillo que en el campo, es responsabilidad de Florentino Pérez.

Según esta versión, el mandatario no perdona al centrocampista que en su momento amenazara con irse al Barça para conseguir una ficha más alta en su renovación. Y es que se conoce que no hay nada que asuste más al presidente que ver a alguno de sus cracks cambiando al Madrid por el eterno rival.  Así las cosas, el mandatario estaría provocando que Isco busque una salida.

Isco Alarcon Solari leganes

Isco se aleja del Real Madrid

Sea como sea, lo que es seguro es que Isco se ha convertido en uno de los últimos recursos del técnico argentino. Una situación que ha llevado al futbolista a protagonizar algunas escenas impropias de alguien que quiere, a priori, triunfar en el Real Madrid. El último ocurrió este domingo, en el choque contra el Alavés.

Isco entró en el minuto 87, con el partido prácticamente decidido. El marcador ya estaba 2-0. Y es que es habitual que Alarcón juegue minutos de la basura en partidos en los que ya está todo decidido. De hecho, el andaluz solo ha sido titular en partidos en los que ya estaba todo el pescado vendido.

Por ejemplo, en la sexta jornada de la fase de grupos de la Champions League, al que los blancos llegaban ya clasificados como primeros de grupo, o en las vueltas de los dieciseisavos y los octavos de final de la Copa del Rey contra el Melilla y el Leganés respectivamente. Choques a los que los blancos llegaban con unas rentas de 0-4 y 3-0 respectivamente.

Volviendo al partido, después de jugar unos pocos minutos en los que no le dio tiempo a nada, el centrocampista enfiló el camino de los vestuarios. Y ahí dejó claro cómo se siente en Chamartín.

El último feo de Isco

El ex jugador madridista y delegado del equipo Chendo fue a darle una palmada en la espalda. Pero Isco lo esquivó con un “no me toques” que no pasó desapercibido en las cámaras de televisión. Lo que no dribla en el campo se lo hizo a Chendo. Y en la casa blanca no ha gustado nada este gesto hacia una institución como es el ex jugador.

“Isco es un sinvergüenza”, criticaba una buena parte del madridismo. Incluso desde el núcleo duro del vestuario le han llamado la atención. El capitán Sergio Ramos no puede permitir estas faltas de respeto en el club más laureado del mundo. En Concha Espina, el respeto es lo primero.

Para más inri, cabe recordar que no es la primera vez que Isco le hace un feo a Chendo. En el choque de la Copa contra el Leganés, el veterano del Madrid se acercó a animarle, pero Isco lo esquivó agachándose a atarse las botas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad